martes, 20 noviembre 2018
15:17
, última actualización
Local

Banca Cívica aprobará en junta extraordinaria de accionistas el 26 de junio la fusión con CaixaBank

La vonvertirá en la primera entidad del mercado español, con unos activos de 342.000  millones de euros

el 25 may 2012 / 10:25 h.

TAGS:

Banca Cívica celebrará el próximo 26 de junio junta general de accionistas de carácter extraordinario, donde tiene previsto aprobar la fusión por absorción con CaixaBank, que convertirá a esta en la primera entidad del mercado español, con unos activos de 342.000 millones de euros, una capitalización bursátil superior a los 16.000 millones de euros, más de 14 millones de clientes y una cuota de mercado media en España en activos del 10,5 por ciento, del 15 por ciento en productos minoristas clave y del 16,2 por ciento por oficinas.

Caixabank alcanzará los 231.000 millones en créditos a la clientela (13,4 por ciento de cuota) y 179.000 millones en depósitos (cuota del 14 por ciento).

Según la comunicación remitida por Banca Cívica a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), consultada por Europa Press, la junta extraordinaria contempla la fusión con CaixaBank "con extinción de la sociedad absorbida y traspaso en bloque de su patrimonio a la absorbente".

Durante dicha junta extraordinaria se aprobará el balance de Banca Cívica cerrado a 31 de diciembre de 2011 como balance de fusión, que ya había sido aprobado por la junta general ordinaria de

Banca Cívica celebrada el 23 de mayo de 2012; se aprobará el proyecto de fusión por absorción de Banca Cívica SA por CaixaBank SA.

El tipo de canje de las acciones dentro de esta operación de fusión, que ha sido determinado sobre la base del valor real de los patrimonios sociales de CaixaBank y Banca Cívica, es de cinco acciones de CaixaBank de un euro de valor nominal cada una, por cada ocho acciones de Banca Cívica de un euro de valor nominal cada una, sin que se prevea ninguna compensación complementaria en dinero.

Asimismo, esta fusión se aprueba tras firmarse con la mayoría sindical el acuerdo de reestructuración de Banca Cívica, por un lado, y el acuerdo laboral de integración de los empleados de Banca Cívica en CaixaBank, por otro.

MIEMBROS DEL CONSEJO DE ADMINISTRACION

En la documentación incluida en la comunicación a la CNMV se precisa que los miembros que integrarán el consejo de administración de CaixaBank con posterioridad a la fusión serán, en cuanto a los miembros con cargo vigente, Isidro Fainé (presidente), Juan María Nin (vicepresidente y consejero delegado), Isabel Estapé, Salvador Gabarró, Susana Gallardo, Javier Godó, David K.P. Li, Juan José López, Maria Dolors Llobet, Alain Minc, Leopoldo Rodés, Juan Rosell, John S. Reed y Xavier Vives.

Asimismo, se cometerá a aprobación en la junta extraordinaria de CaixaBank del 26 de junio el nombramiento de Eva Aurín, María Teresa Bassons y Javier Ibarz, así como de los hasta ahora copresidentes de Banca Cívica, Antonio Pulido Gutiérrez y Enrique Goñi, teniendo efecto en los dos últimos casos a partir de la inscripción de la fusión en el Registro Mercantil, previa la aceptación del nombramiento por los consejeros.

CRITICAS EN LA JUNTA ORDINARIA

En la comunicación de la CNMV se recuerda que en la junta general ordinaria de Banca Cívica celebrada esta semana el pasado 23 de mayo se acordó el reparto de dividendos correspondiente al cuarto trimestre de 2011 por un importe no mayor a 14.400.000 euros.

Asimismo, se dio luz verde a la solución diseñada por la entidad para los titulares de participaciones preferentes, que contempla su recompra al cien por cien del valor nominal y, simultáneamente, la suscripción irrevocable de obligaciones necesariamente convertibles y/o canjeables en acciones de Banca Cívica.

Dichas participaciones preferentes de Banca Cívica SA (904.031.000 euros de valor nominal) debían ser objeto, antes de la fusión, de una oferta de recompra sujeta al compromiso irrevocable de los inversores que acepten la oferta de reinvertir el importe obtenido en la recompra en la suscripción de obligaciones necesariamente convertibles emitidas por Banca Cívica y que, por tanto, en el caso de que se ejecute la fusión, se convertirán en acciones de CaixaBank.

En ese punto, durante la junta general de accionistas celebrada el pasado miércoles, según fuentes de los accionistas, "numerosos ahorradores preferentistas" tomaron la palabra y aseguraron sentirse "engañados" por el proceso de emisión y venta de participaciones preferentes, lo que, según indicaron varios grupos de accionistas a Europa Press, "ha mermado la confianza de la clientela en la entidad".

Asimismo, también se registraron intervenciones "muy críticas" por parte de otros accionistas, especialmente representantes procedentes de organizaciones sindicales, contra la "gestión nefasta registrada en Banca Cívica, con continuos cambios estratégicos y comerciales", por lo que algunos votaron en contra.

Esos accionistas pidieron por ello responsabilidades a los directivos de la entidad, especialmente a los dos copresidentes Enrique Goñi y Antonio Pulido como "culpables claros", además de criticar las "escandalosas retribuciones" percibidas por los directivos.

Esos grupos de accionistas consideraron que "la junta de accionistas debería haber debatido qué representación de Banca Cívica iría al consejo de CaixaBank, pero nos hemos encontrado ya todo hecho y los dos puestos son para los dos copresidentes, Goñi y Pulido, cuando muchos hubiéramos votado en contra de que esas dos personas hubieran representado a Banca Cívica, que se ha convertido en el banco más efímero de la historia del sistema financiero español".

No obstante, fuentes de los accionistas expresaron su "tranquilidad porque tras este experimento fallido que ha sido Banca Cívica, los clientes ahora sabemos que hemos llegado a puerto seguro y existirá una estabilidad en el proceso de canje de las acciones".

OTROS DATOS

Por regiones, la entidad resultante de la unión de CaixaBank y Banca Cívica se convierte en líder en cinco comunidades (Cataluña, Andalucía, Navarra, Baleares y Canarias) y segunda entidad en otras cinco (Madrid, Castilla León, Castilla La Mancha, Comunidad Valenciana y País Vasco). Caixabank y Banca Cívica tienen una importante complementariedad de redes, especialmente en Canarias, Navarra, Burgos, Sevilla, Huelva, Cádiz, y Guadalajara, donde se reforzará la posición de la entidad resultante en zonas industriales clave y de fuerte desarrollo económico.

La operación supondrá unas sinergias de costes de 540 millones de euros anuales en 2014 y situará la eficiencia de la entidad resultante en el 49 por ciento. La morosidad quedará por debajo de la media del sector, en el 5,5 por ciento, y quedará cubierta en el 82 por ciento.

 

  • 1