Local

Bangkok se niega a negociar con la oposición

Conflicto tailandés.

el 24 abr 2010 / 19:03 h.

TAGS:

Los miles de manifestantes que exigen la disolución del Parlamento tailandés recibieron ayer, parapetados tras neumáticos y empalizadas de bambú, la negativa del Gobierno a su propuesta de negociar una salida pacífica de la crisis política.

La oferta de los llamados camisas rojas, que han montado en el corazón de la cosmopolita Bangkok un campamento que sintoniza con el medio rural del que proceden la mayoría de ellos, consistía en poner fin a la invasión a cambio de que el Ejecutivo disuelva el Legislativo en 30 días, y ya no de inmediato como antes exigían. "La rechazo porque emplean la violencia e intimidación, y eso es inaceptable", dijo el primer ministro, Abhisit Vejjajiva, al ser preguntado por la oferta de los manifestantes tras seis semanas de protestas que han causado 26 muertos.

  • 1