Barajan dar ayudas a los desalojados del bloque de Camas

El Ayuntamiento de Camas y la Junta analizan la posibilidad de ayudas autonómicas para estos vecinos que llevan fuera de sus hogares desde hace diez días.

el 21 oct 2014 / 18:50 h.

En la imagen a la derecha, el edificio afectado. / El Correo En la imagen a la derecha, el edificio afectado. / El Correo El alcalde de Camas, Rafael Recio (PSOE), y la delegada territorial de la Consejería de Fomento y Vivienda, Granada Santos (IU-CA), han analizado este martes, durante una reunión, la situación que afrontan las 38 familias desalojadas del bloque número uno del residencial Jardín Atalaya por el estado de uno de sus pilares, extremo derivado de las arcillas expansivas sobre las que se asienta el edificio. Rafael Recio ha informado a Europa Press que durante el encuentro, la representante de la Administración autonómica se ha comprometido a averiguar "si cabe la posibilidad de atender la situación con ayudas" de la Junta de Andalucía, solicitando en paralelo al Ayuntamiento que aporte "datos sobre la situación socioeconómica" de cada una de las familias afectadas, con lo que ambas partes esperan celebrar una nueva reunión el 7 de noviembre. Recordemos que en 2008, el bloque número dos del residencial Jardín Atalaya ya fue desalojado como consecuencia de las grietas y deficiencias que presentaba el edificio al haber sido levantado en una zona de arcillas expansivas, allá por los años 70. Ahora, en el marco de una reforma que uno de los vecinos del bloque número uno realizaba en su vivienda, ubicada en la planta baja del edificio, fueron detectadas anomalías que motivaron que la comunidad de propietarios contratase a un arquitecto para que supervisase el estado de la construcción. Este arquitecto, a través de unas catas, habría descubierto que uno de los pilares del edificio está "bastante afectado" por los efectos de su construcción sobre arcillas expansivas, con lo que inmediatamente fueron avisadas las autoridades. A partir de ahí, los bomberos y los técnicos de Urbanismo del Ayuntamiento de Camas determinaron el "desalojo preventivo" del edificio, en el que residen 38 familias. LOS PROBLEMAS CRECEN En principio, 26 de las familias decidieron realojarse por sus propios medios y las 12 restantes se acogieron a la oferta del Ayuntamiento camero para ser realojadas provisionalmente en hoteles costeados con cargo a las arcas municipales, toda vez que ya en aquellos momentos, las autoridades avisaban de que el desalojo del edificio puede prolongarse durante meses, pues será necesaria una intervención en el mismo para subsanar las deficiencias. El alcalde, en ese sentido y mediante una carta recogida por Europa Press, pedía a la delegada territorial de la Consejería de Fomento y Vivienda, Granada Santos, una "reunión urgente" para acordar "los realojos de los vecinos afectados y subvención de las actuaciones a ejecutar". Recordaba el alcalde en su misiva que ya en 2008, las soluciones al desalojo del bloque número dos del residencial Jardín Atalaya incluyeron "la participación de la Administración autonómica en los costes de reparación del edificio y del alojamiento de los vecinos" en el plazo transitorio, toda vez que son ya al menos 21 las familias acogidas al realojo provisional ofertado por el Consistorio.

  • 1