Deportes

Barro, ambición y derrota

Manolo Jiménez ofreció ayer, todavía en Estambul, sus explicaciones al porqué de la derrota del Sevilla ante el Fenerbahçe, en un partido en el que fue superior. Tres temas centraron su alocución, la suplencia de Capel, la excesiva ambición y los fallos defensivos a balón parado.

el 15 sep 2009 / 00:29 h.

Manolo Jiménez ofreció ayer, todavía en Estambul, sus explicaciones al porqué de la derrota del Sevilla ante el Fenerbahçe, en un partido en el que fue superior. Tres temas centraron su alocución, la suplencia de Capel, la excesiva ambición y los fallos defensivos a balón parado.

Convenzan o no convenzan, que eso es otra cuestión, Manolo Jiménez quiso dar ayer antes de regresar a Sevilla algunas razones para explicar su planteamiento del encuentro ante el Fenerbahçe y la postrera derrota con el gol de los turcos en el minuto 87 de partido. Uno de los grandes debates que deja el encuentro es la suplencia de Diego Capel, justo cuando atravesaba su mejor momento de forma, y la titularidad de Duda, futbolista que no había intervenido en los anteriores partidos. Jiménez argumentó que el canterano no fue titular "por el barro" del campo.

"Si no hubiera habido en el campo tanto barro lo hubiera puesto desde el inicio, pero pensé en aprovechar su mayor frescura después". El técnico sevillista admitió además que de antemano tenía previsto sacarlo al campo "en la segunda parte": "En la primera con Duda buscábamos más contención, y queríamos aprovechar en la segunda a Diego para hacer más daño".

En segundo lugar, se refirió al gol encajado en los últimos minutos del encuentro ante el Fenerbahçe, justo cuando parecía que el Sevilla podía lograr la victoria: "Me duele más el gol encajado porque vino en una contra y porque ya no había mucho tiempo más para la reacción. En ese momento se me vino una frase de mi buen amigo Bilardo, que decía que si a esas alturas del partido lo has hecho todo para ganar y no has podido, al menos tienes que intentar no perder. Fuimos hasta última hora a ganar y pagamos la ambición, a veces, la excesiva ambición se paga caro".

En tercer lugar, se refirió a los fallos defensivos que precedieron a los tres goles del Fenerbahçe. Para Jiménez, estas acciones continúan siendo "un lastre" y "siguen en el disparadero". En cuanto a las soluciones, el técnico apostó por "seguir trabajando en esas jugadas porque no es normal que nos marquen un gol otra vez de esa forma". "Nos hicieron daño a balón parado. Es un buen equipo pero para nada superior al Sevilla. Cuando hay un buen lanzador y un buen rematador es difícil, pero tendremos que seguir hablando para evitar que por ejemplo un central como Lugano remate solo en el área".

Por último, tocó otros temas del partido el preparador sevillano. Al ser cuestionado por la falta de cambios durante el encuentro, explicó que por ejemplo "Renato estaba esperando dos minutos en la banda para entrar en el campo". "Pero si nos replegamos lo mismo se habla de paso atrás", comentó sobre las hipotéticas consecuencias. Ya para terminar, mostró el de Arahal su confianza en que el equipo pueda dar la vuelta a la eliminatoria en el encuentro de vuelta en el Sánchez Pizjuán. En cualquier caso, reconoció estar "convencido" de la clasificación, "pero no confiado".

sesión suave y viaje. El equipo sevillista realizó ayer, aún en el hotel de concentración en Estambul, una sesión suave de masajes. Los futbolistas que no jugaron el miércoles realizaron algunos ejercicios físicos.

  • 1