lunes, 22 abril 2019
03:45
, última actualización
Deportes

Batum se cuelga el bronce (93-95)

Francia comenzó con muchas dudas. Lituania no apreovechó la circunstancia. Batum y Diaw conducieron a los galos hasta la medalla.

el 14 sep 2014 / 10:33 h.

LITUANIA - FRANCIA Batum protege la posesión ante la presencia de un jugador lituano. Foto: EFE. Francia hizo ayer historia al conquistar su primer metal en un Mundial. Coge el testigo, curiosamente, de Lituania, que logró el bronce en Turquía 2010. Para ello, los galos debieron sufrir de lo lindo en un igualado último cuarto en el que no acusaron el cansancio del intenso duelo con los serbios. Francia empezó con imprecisiones y demasiados errores desde el 6,75. Sin embargo, tras los primeros veinte minutos, el marcador registraba una igualdad. El tercer cuarto arrancó muy bien para los bálticos con un triple de Motiejunas. Pero los lituanos no lograban despegarse en el electrónico. Con empate a 77, Pocius, que conducía el balón, cometió un garrafal error al no pasar la línea divisoria en el tiempo permitido y Francia aprovechó su posesión para colocarse a uno (80-79). A partir de ahí, Batum y Diaw cogieron los galones. El último minuto se hizo eterno con un carrusel de tiros libres y aunque Heurtel le dio emoción al fallar sus dos lanzamientos, Francia se agarró al bronce.

  • 1