miércoles, 21 noviembre 2018
14:31
, última actualización
Deportes

Bayern-Real Madrid: la maldición de Munich en el camino a la Décima

El líder de la Liga española abre las semifinales de la Champions en el estadio de la final.

el 16 abr 2012 / 21:35 h.

José Mourinho firma autógrafos en el aeropuerto de Munich.
Bayern y Real Madrid, un duelo convertido en clásico del fútbol europeo, asoma en semifinales con un primer capítulo en el Allianz Arena, estadio que acogerá la final, donde el equipo de José Mourinho deberá romper una maldición para cumplir su gran reto, dar al madridismo la décima Copa de Europa.

Un total de 18 enfrentamientos en la competición más prestigiosa a nivel de clubes dan forma a un enfrentamiento convertido en clásico: Bayern contra Real Madrid. Trece Copas de Europa sobre el césped y dos equipos con la necesidad de rememorar tiempos pasados en una competición que no conquistan desde 2001 el conjunto germano y 2002 el español.

La recuperación del prestigio perdido en Europa de un Real Madrid que en seis años fue incapaz de superar la barrera de octavos ha llegado de la mano de  Mourinho. A los que miran números poco importa el enfrentamiento con la UEFA por los arbitrajes en la única derrota europea del portugués desde que cogió el mando, en la ida de semifinales ante el Barcelona.

El caminar madridista por Liga de Campeones ha sido inmaculado esta temporada. Récord con pleno de victorias en la fase de grupos y dos eliminatorias superadas con demostración de poder (Lyon y Apoel). La hora de la verdad llega en el Allianz. Nueve visitas a Múnich y un solo empate. Ocho derrotas como losa del pasado que destrozar.

Para ello Mourinho cuenta con toda su plantilla. En una semana decisiva para Liga de Campeones y Liga, con los encuentros en el Allianz y Camp Nou, dos clásicos. Dudas por despejar en un once en el que en principio renunciará al exitoso tridente ofensivo sentando a Higuaín y medita apostar por un trivote en el centro del campo.

Aunque Mourinho sabe que la presencia de dos puñales como Ribery y Robben llevarán el partido a un duelo en las bandas. De ahí su apuesta por Coentrao en lugar de Marcelo. Para apostar por trivote deberá levantar el castigo a Lass, aunque cobra fuerza la opción de contragolpear al ritmo de Di María. Con el insaciable Cristiano Ronaldo, que se ha marcado el reto de conquistar la Champions de blanco y en punta Benzema.

Para el Bayern, los duelos contra el Real Madrid serán los partidos más importantes de la temporada puesto que son los que lo separan del gran sueño que es llegar a la final de la competición en Múnich, definida por el presidente Uli Hoeness como el gran objetivo de este curso.

En general, el Bayern ha tenido más regularidad en la Liga de Campeones que en la Bundesliga y, salvo el resbalón que tuvo en la ida contra el Basilea en octavos (que luego hizo olvidar con un contundente 7-0 en la vuelta), puede decirse que ha estado prácticamente intratable en el torneo continental.

Llega el Bayern a la cita sin novedades y las únicas bajas son las previsibles del belga Van Buyten y del brasileño Breno. Schweisteiger, tras una larga baja por lesión, ya jugó el sábado noventa minutos y Jupp Heynckes, el técnico que conquistó la Séptima precisamente para el Real Madrid, cuenta con él.

El historial es ligeramente favorable al Bayern. Será la quinta vez que se crucen en semifinales. Hasta ahora tres veces pasó a la final el conjunto alemán y una sola el madridista.

BAYERN DE MUNICH: Neuer; Lahm, Boateng, Badstuber, Alaba; Schweinsteiger, Kroos; Robben, Müller, Ribery; y Gómez.

REAL MADRID: Casillas; Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos, Coentrao; Khedira, Xabi Alonso; Di María, Ozil, Cristiano Ronaldo; y Benzema.

Árbitro: Howard Webb (ING).

Estadio: Allianz Arena.

Hora: 20.45. TV: La 1.        

  • 1