viernes, 22 marzo 2019
22:01
, última actualización
Economía

BBVA gana un 3,3% menos hasta septiembre

el 27 oct 2009 / 21:10 h.

El BBVA obtuvo un beneficio neto de 4.179 millones de euros entre enero y septiembre, un 3,3% menos que un año antes, en plena integración de Guaranty, el banco estadounidense que adquirió en agosto y que podría no ser el último, ya que el grupo tiene intención de seguir analizando este mercado.

De momento, la entidad que preside Francisco González se concentra en seguir engordando sus reservas de provisiones genéricas para el futuro, como hizo este trimestre con los 830 millones de euros procedentes de las plusvalías que logró con la venta y posterior arrendamiento de oficinas en España.

Con estas provisiones, que suman ya 4.665 millones junto con las voluntarias, la entidad podrá estar tranquila al menos hasta 2011, explicó ayer el nuevo consejero delegado del Grupo, Ángel Cano.

Además, estas dotaciones han servido para mejorar los principales ratios de solvencia de la entidad, como el "core capital" -capital más reservas frente a activos ponderados por riesgo-, que mejoró hasta el 8%, frente al 6,7% de septiembre de 2008.

En su primera comparecencia ante los medios como consejero delegado, Cano tuvo palabras de elogio para su antecesor, José Ignacio Goirigolzarri, del que dijo que fue un "magnífico consejero delegado" durante los ocho años que ocupó este cargo, periodo en el que ambos trabajaron con una "química excelente".

Tras su nombramiento, no habrá más cambios en el organigrama del grupo por el momento, explicó Cano.

Aunque no quiso dar previsiones sobre el resultado del grupo en el conjunto del ejercicio, Cano consideró que "no habrá sorpresas" y se mostró convencido de que casi todas las economías de los países donde opera el BBVA evolucionarán bien este año excepto la española, que tardará más en salir de la crisis.

Sobre posibles fusiones con otra entidad, Cano aseguró que en este momento "no hay nada encima de la mesa" al tiempo que explicó que tampoco se está considerando entrar en el Reino Unido, como se había rumoreado, ni en Brasil, mercados ambos en los que tiene una fuerte presencia su máximo competidor, el Santander.

Como están haciendo casi todas las entidades financieras españolas a causa de la crisis del sector inmobiliario, el BBVA compró inmuebles por valor de 772 millones de euros en los nueve primeros meses del año, con lo que su cartera total alcanzó 1.094 millones.

Sin embargo, estas adquisiciones se han ido ralentizando trimestre a trimestre, igual que las entradas en mora, ya que entre enero y marzo, el grupo compró activos por valor de 490 millones, por encima de los 178 millones comprados entre abril y junio y de los 104 millones que adquirió en este último trimestre.

A cierre de septiembre, la tasa de morosidad del grupo se elevaba al 3,4%, el doble que el 1,7% un año antes, aunque si se compara con los trimestres inmediatamente anteriores, se nota que el incremento es cada vez más suave, ya que el porcentaje era del 3,2% al finalizar el segundo trimestre, y del 2,8% al término del primero.

Por su parte, la cobertura para insolvencias bajó hasta el 68%, en comparación con el 127% de septiembre de 2008.

Los créditos a la clientela cayeron el 4% en un año y quedaron en 331.005 millones de euros, en línea con el sector, partida en la que sólo crecieron los préstamos a las administraciones públicas en comparación con septiembre de 2008, que lo hicieron el 20,5%.

Por su parte, los recursos de clientes avanzaron el 3% hasta alcanzar 366.581 millones, con la ayuda del incremento de casi el 5% de los depósitos de la clientela y pese al retroceso del 3,1% de los recursos gestionados fuera de balance, que incluyen los fondos de inversión (9,1%) y de pensiones (-3,2%).

Por áreas geográficas, la de España y Portugal aportó al grupo un beneficio neto de 1.877 millones, un 2,1% inferior a un año antes, en tanto que el área de banca mayorista y gestión de activos (Wholesale Banking & Asset Management) ganó 770 millones, un 3,7% más.

El área de México aportó al Grupo un beneficio atribuido de 1.101 millones de euros hasta septiembre, un 28,1% menos, en tanto que Estados Unidos ganó 103 millones de euros, el 44,1% menos, y América del Sur, por el contrario, veía crecer sus ganancias el 27,8%, hasta alcanzar 689 millones.

  • 1