viernes, 19 abril 2019
01:26
, última actualización
Cultura

Ben Stiller se burla del cine americano en 'Tropic Thunder'

"Hacer películas es a veces casi ridículo", aseguró ayer el actor y director Ben Stiller, el reclamo de la jornada de este hollywoodiense Festival de San Sebastián que presenta junto a Robert Downey Jr. Tropic Thunder, una nueva parodia de la industria cinematográfica en la que ambos triunfan.

el 15 sep 2009 / 12:08 h.

"Hacer películas es a veces casi ridículo", aseguró ayer el actor y director Ben Stiller, el reclamo de la jornada de este hollywoodiense Festival de San Sebastián que presenta junto a Robert Downey Jr. Tropic Thunder, una nueva parodia de la industria cinematográfica en la que ambos triunfan.

Con más de 20 minutos de retraso y contínuas bromas a costa el uno del otro, las dos estrellas hablaron ayer con la prensa reunida en San Sebastián acerca de este misil lleno de humor y de crítica que es su primera película juntos, que participa fuera de concurso en la Sección Oficial del certamen donostiarra y que llegará el próximo 26 de septiembre a las salas españolas.

Un grupo de actores terminan enfrentándose por error a un ejército vietnamita mientras creen rodar su próxima cinta bélica en la nueva comedia de Stiller como director; su regreso tras la cámara después del éxito de títulos como Zoolander o Reality Bites.

"No hemos hecho humor en contra de nadie ni a expensas de nadie, es sólo una oportunidad de retratar nuestro mundo y de reírnos de nuestra propia imagen", aseguró Stiller, quien asiste por vez primera a San Sebastián con este trabajo, del que también firma el guión junto al también actor Justin Theroux. Tropic Thunder supone también la confirmación del regreso a la primera línea de Robert Downey Jr., con el éxito de Iron Man aún reciente.

A pesar de lo inestable de su trayectoria personal, el ganador del Óscar por Chaplin nunca ha visto mermado su prestigio profesional y en Tropic Thunder juega en parte a la parodia, o a la autoparodia, representando al actor que lleva su compromiso interpretativo a elevadas cotas de absurdo, pigmentando su piel o estudiando mandarín durante meses.

"Si él está en esta película es porque Sean Penn no se encontraba disponible", ironizó Stiller, para quien era "sumamente importante contar con un actor que fuera considerado uno de los mejores de su profesión para ese papel, y Robert lo cree".

"A juzgar por los carteles de las películas en este festival todas parecen muy intensas y dramáticas así que es lógico que participemos fuera de concurso", recurrió también al humor Robert Downey Jr, que aseguró tener que buscar en Internet quiénes eran Antonio Banderas y Javier Bardem.

Junto a Ben Stiller y a Robert Downey Jr. aparecen en la cinta la figura del secundario cómico que rueda en permanente estado del síndrome de abstinencia, al que da vida Jack Black; un antiguo héroe de guerra -Nick Nolte-, de cuya experiencia nace la trama de esta película bélica ficticia; y un sorprendente Tom Cruise, uno de los principales reclamos de esta comedia encarnando a un productor ejecutivo sin el menor escrúpulo.

  • 1