Benacazón celebra el 75 aniversario de la Virgen del Rosario

La exposición muestra el patrimonio acumulado a lo largo de los años desde que se fundó la Hermandad en 1732.

el 19 sep 2014 / 18:30 h.

Rosario BenacazonLa vicepresidenta de la Diputación de Sevilla y alcaldesa de Benacazón, Juana María Carmona; el hermano mayor de la Hermandad del Rosario de dicha localidad, José Manuel Bernal, y el autor del cartel y obra pictórica conmemorativa del 75 aniversario de la hechura y bendición de la Santísima Virgen con dicha advocación, Rafael Laureano, han presentado este viernes en la Casa de la Provincia los actos que se van a celebrar con motivo de la celebración de las bodas de platino de la imagen de la Virgen del Rosario. Carmona ha expresado su deseo de que el resto de la provincia de Sevilla "también conozca el trabajo que realiza la Hermandad del Rosario ya que la Virgen despierta mucha devoción no sólo en el pueblo sino también en municipios de alrededor de Benacazón". Con tal motivo, desde el sábado y hasta el día 28, el Círculo Mercantil de Sevilla acoge la exposición 'Rosario, 75 años contigo. Historia y Patrimonio de una devoción en Benacazón'. Según argumenta la Hermandad, en la segunda mitad del siglo XVII ya recibía cultos la Virgen del Rosario en Benacazón y no es hasta el 9 de febrero de 1732 cuando se aprueban las reglas fundacionales, y el 24 de marzo, de 1747 es erigida como Cofradía por la Orden de Predicadores (Dominicos). Durante los años sucesivos, la Hermandad pasa por momentos de esplendor y vicisitudes. Para la Hermandad, el acontecimiento más duro que se produce a lo largo de su historia fue el incendio fortuito que se produjo el 8 de septiembre de 1939 cuando se pierde la imagen de la Virgen. El 25 de octubre del mismo año fue encargada la nueva imagen de la Virgen a Antonio Castillo Lastrucci. La exposición muestra el patrimonio acumulado a lo largo de los años desde que se fundó la Hermandad en 1732. Está presente de varias maneras la anterior imagen desaparecida en el incendio. La muestra tiene un hilo conductor del pasado al presente. Se muestran, entre otros objetos, dos sayas --una de ellas en desuso-- que pertenecieron a la anterior titular. Asimismo, se muestra el manto blanco, recién restaurado junto a la saya y ropa del niño a juego.

  • 1