martes, 23 abril 2019
02:25
, última actualización
Local

Benalmádena y Barbate dejan de recoger la basura por la crisis

Como en tantos otros ayuntamientos, los empleados harán huelga porque no cobran sus nóminas

el 02 ene 2012 / 21:35 h.

TAGS:

Que las administraciones locales están sufriendo con creces los duros golpes de la crisis se ha hecho patente a lo largo de 2011, cuando numerosos ayuntamientos andaluces se han declarado en quiebra con la consiguiente merma de sus plantillas. Y el nuevo año no ha comenzado diferente: los empleados públicos del servicio de basuras de Benalmádena (Málaga) y de Barbate (Cádiz) han anunciado sendas huelgas de cara a los próximos días. El primero, por una bajada del 30% de los salarios, y el segundo, por el impago de los mismos durante cuatro meses y medio.

En cuanto a la localidad malagueña, los trabajadores subcontratados de la empresa GSC de recogida de residuos sólidos han convocado paros para el jueves, viernes y sábado a modo de protesta por la decisión de la empresa de bajar los sueldos un 30%, una medida que desde el sindicato CCOO de Málaga consideran que "no está justificada después de que el Ayuntamiento haya subido la tasa de basuras en un 300%", indicó ayer el presidente del comité de empresa de GSC, Javier Faz. Para hoy hay prevista una reunión entre la patronal y el sindicato en la que se espera llegar a un acuerdo.

También estará paralizada la recogida de basura en el municipio de Barbate, donde desde ayer y hasta mañana se celebrará una asamblea permanente por parte de los empleados municipales del consistorio que les adeuda las nóminas de cuatro meses y medio. En este caso, el presidente del comité de empresa, Mario Blanco, juzga la situación como "límite" y "dramática", por lo que no descartan iniciar en las próximas fechas una huelga indefinida.
El municipio de Barbate está sufriendo con especial virulencia los golpes de la crisis y sus vecinos llevan algunos meses manifestándose para arropar a los 300 trabajadores del Ayuntamiento afectados por el impago de sus salarios. Con la huelga de los operarios de la recogida de basuras el año comienza casi más negro que terminó para sus casi 23.000 habitantes.

No son los únicos. Lo que hace unos años podía esperarse como situaciones puntuales, parece haberse convertido en el pan de cada día de muchos pueblos. Así, otro de los más afectados es Jerez de la Frontera, que afrontará mañana las huelgas de los conductores de autobuses urbanos en la zona rural, de las asistentas de la Ley de la Dependencia -que dejarán a 700 personas sin transporte, aunque respetarán los servicios mínimos- y además, las limpiadores de los espacios públicos se reunirán para debatir si emprenden paros en los próximos días. El motivo en todas las concesionarias municipales es el mismo: retrasos en los pagos de las nóminas. Jerez sigue de este modo la tónica de municipios como Montellano (Sevilla), que en noviembre pasado afrontó la huelga de todos los trabajadores del ayuntamiento; de Valverde del Camino (Huelva) que llevó a cabo una huelga indefinida; o de Armilla (Granada) que a primeros del mes pasado también emprendió un paro en la recogida de basuras.

  • 1