lunes, 22 abril 2019
14:19
, última actualización
Deportes

Beñat: "Lo peor ha pasado, para nosotros es como una liberación"

El centrocampista vasco reconoce que debe subir su nivel. "Seguro que tiraré para arriba, eso seguro", afirma.

el 13 nov 2011 / 22:11 h.

-¿Están ya más tranquilos?
-No sé si la palabra es tranquilo o no, pero lo malo ya pasó, hemos roto la mala racha de no puntuar y ahora a ver si estamos un buen tiempo sin perder.

-¿Lo peor ya ha pasado?
-Lo peor ha pasado, pero hay que seguir puntuando. Si es de tres en tres mejor, pero si es de uno en uno...

-Tras una crisis así, ¿un empate es como una victoria?
-Tampoco es eso, aunque el Málaga era un rival muy fuerte, hecho para los puestos de arriba, e hicimos un buen partido. La cosa es que no nos entra el gol, pero por lo menos hemos roto la mala racha. No es un alivio, es como una liberación. A ver si ahora recuperamos la confianza.

-¿Cuál ha sido el problema para sumar cero de 18 puntos?
-El problema, por lo que he visto, es que el Betis ha hecho muy buenos partidos, excepto acaso los del Espanyol o el Madrid, y en todos merecimos algo más que incluso un empate. Pero la pelota no entró.

-Por curiosidad, ¿qué tal la experiencia en el Bernabéu?
-Ya estuve allí de espectador en un Real Madrid-Real Unión, pero desde lo verde impone, impone mucho. Y encima son jugadores todos muy buenos y te hacen lo que te hicieron.

-¿Se imaginaba que algún día jugaría allí?
-La ilusión era cada vez menor porque el tiempo pasaba y me veía más lejos, pero nunca perdí la esperanza. Siempre trabajé para jugar partidos así.

-¿Y tiemblan las piernas?
-Tiemblan al principio, pero luego sólo piensas en tu trabajo.

-¿Hasta qué punto hubo nerviosismo durante las derrotas?
-Nerviosismo no. Al menos mi sensación al terminar cada partido era que habíamos merecido algo más. El equipo estaba bien, sólo había detalles que se nos iban y había que pulirlos, pero en cuanto a juego e intensidad no se le ha podido pedir más al equipo. El problema no era ese.

-¿Y cómo notó al míster?
-Tranquilo y seguro. Sabía cómo trabajábamos y que esta dinámica iba a cambiar antes o después. Ha sido un poco más tarde de lo previsto, pero ha cambiado.

-Supongo que vería ilógico que se dudase de él.
-Pepe ha puesto al Betis en su sitio y el equipo tiene un estilo gracias a él. El año pasado hicimos una buena campaña con ese estilo y este año puede ser igual.

-Precisamente llamó mucho la atención la defensa general de esa filosofía de juego aun cuando el equipo perdía y perdía...
-Si nos metemos atrás, no estamos igual de a gusto. A lo mejor lo podríamos hacer si lo trabajásemos, pero si no lo trabajamos y nos centramos en el toque y en presionar arriba, hay que seguir haciéndolo. Es con lo que nos ha ido bien de verdad.

-Ante el Espanyol, de hecho, cambió el Betis su estilo e hizo su peor partido.
-Sí, decidimos aguantar un poco más atrás y vimos que ellos creaban ocasiones y nosotros casi no llegábamos porque estábamos lejos de su portería. Al final decidimos volver a nuestro estilo.

-¿Está contento con cómo está el Betis en la clasificación?
-No, la verdad. Merecemos estar bastante mejor. Quizá cuatro o cinco puestos más arriba, con cinco o seis puntos más.

-¿Empezar con cuatro triunfos resultó contraproducente?
-Igual los primeros partidos no eran de ganar cuatro de cuatro. Si hubieran sido tres y un empate... Pero en estas seis derrotas podría haber habido dos victorias y otro empate tranquilamente.

-¿Firmaría que la Liga acabase ya, como dice su técnico?
-No firmo nada, queda mucha temporada.

-Hablemos de usted. ¿Está satisfecho con su rendimiento?
-Creo que puedo dar bastante más, ha habido partidos buenos y malos pero debo exigirme.

-¿Se ve al mismo nivel que el año pasado?
-A estas alturas diría que sí, pero hay que seguir aprendiendo y dar más. Sé que puedo.

-En los últimos partidos sí se le ha visto por debajo de ese listón, ¿no?
-Estoy de acuerdo. Sé que empecé bien y ahora, por un motivo u otro, quizá por la gastroenteritis que sufrí, he bajado. También sé que tiraré para arriba.

-Después de la exhibición en San Mamés empezaron a sonar equipos, como la Juventus. ¿Le descentran cosas así?
-Si le digo la verdad, me mantengo al margen porque sé que la mayoría de esas cosas, si no todas, son mentira o para rellenar.

-¿Se ve en un grande?
-Estoy tranquilito y a gusto en el Betis, no pienso en nada más.

-Volvamos al equipo. No es muy normal hacer un gol en siete jornadas después de marcar nueve en cuatro, ¿no?
-Al principio entraban y ahora no, pero volverán a entrar, tenemos grandísimos delanteros.

-¿Los delanteros están preocupados?
-Preocupados no les veo, de hecho en los entrenamientos las meten todas. Ya entrarán y otra vez estaremos arriba.

-¿Sabe qué jugador del Betis remata más?
-Será Rubén o Jorge, ¿no?

-Pues no, es Beñat.
-¿Sí? No tenía ni idea.

-Dicen que el gol que marcó en San Mamés le alegró mucho, aunque no lo exteriorizó.
-Sí, claro que me alegró, era el primero en Primera y además en casa y delante de toda tu gente. Estaban allí la familia, los amigos, el pueblo... la gente que me conoce desde pequeño. Fue especial.

-¿Cómo se desenvuelve un hombre tan callado en ese puesto tan crucial? ¿Usted da voces?

-Sí, suelo pegar voces. Fuera del campo soy tímido, vergonzoso, pero en el campo, sobre todo si tengo la confianza de la gente, hablo. Y poco más, porque tampoco hay más. Cuando todo va bien no hay que hablar tanto, pero cuando va mal hay que apretar un poco, primero a uno mismo y luego a los compañeros.

-¿Entonces hay dos Beñat?

-Se podría decir. El de casa es diferente al del terreno de juego.

-Así que no todas las voces las da Iriney...

-No, ni mucho menos.

-Ser titular e indiscutible también le ayudará a que le hagan más caso, claro.

-Ya, pero indiscutible no hay nadie. Y si dices algo es para ayudar al compañero a que mejore o aporte más o esté más atento. Mejor hablar que estar callado.

  • 1