miércoles, 24 abril 2019
16:53
, última actualización
Local

Berlín, París y Moscú presionan a Irán por su escalada nuclear

Ali Jameneí asegura que su religión no cree en las bombas atómicas.

el 19 feb 2010 / 20:42 h.

TAGS:

Ali Jamenei asistió ayer a la entrega del primer destructor fabricado en Irán.

La carrera nuclear iraní ha hecho saltar las alarmas en Berlín, París y Moscú, que ayer exigieron a Teherán que modifique su política. El Gobierno federal alemán expresó su "gran preocupación" por el informe del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA ) en el que se asegura que Irán podría estar trabajando ya en el desarrollo y construcción de armas nucleares.

Ulrich Wilhelm, portavoz oficial del Gobierno que preside la canciller federal Angela Merkel, subrayó que sólo se puede constatar que las autoridades de Teherán continúan sin colaborar en la medida de lo necesario con el OIEA. A la comunidad internacional no le queda otra alternativa que seguir el camino de dictar sanciones amplias contra el régimen de Teherán, añadió el portavoz. Eso sí, descartó la posibilidad de recurrir a una acción militar.

París también mostró su malestar al pedir que se actúe "con determinación" para responder a la falta de cooperación de Irán en materia nuclear. Para Francia, el informe del OIEA "confirma con precisión las muy graves preocupaciones de la comunidad internacional. Muestra lo urgente que es actuar con determinación para responder a la ausencia de cooperación de Irán", afirmó un portavoz del Ministerio galo de Exteriores. Francia, que este mes preside el Consejo de Seguridad de la ONU, es favorable a la adopción de nuevas sanciones contra Teherán.

Oro país que mencionó la palabra sanción fue Rusia, su ministro de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, declaró que su Gobierno está preocupado por la negativa de Irán de cooperar con el OIEA y agregó que Rusia y Estados Unidos tienen la misma posición en lo que se refiere a la no proliferación de armas nucleares, pero distintos enfoques de sobre cómo debe llevarse a cabo, en particular frente a Irán. "No coincidimos en el cien por cien", declaró Lavrov y agregó que "a diferencia de Estados Unidos, Irán es un vecino próximo de Rusia". Poco antes, el portavoz de la Cancillería rusa, Andréi Nesterenko, recordó a Teherán que en caso de no cooperar existe la posibilidad de sanciones. Al mismo tiempo, Nesterenko indicó que el Consejo de Seguridad de la ONU actualmente no elabora una resolución con sanciones contra Irán.

No obstante, el diplomático ruso subrayó que "en las actuales circunstancias no se puede excluir totalmente" que el Consejo de Seguridad comience a trabajar en una resolución en ese sentido. El país que sí ha adoptado medidas contra Irán es EEUU, que nada más conocer que el régimen había iniciado el enriquecimiento de uranio al 20% decidió sancionar a cuatro empresas asociadas con la Guardia Revolucionaria de Irán y un general de este cuerpo.
Ante la presión internacional que está sufriendo Irán, su líder supremo, el ayatolá Ali Jameneí, negó ayer que el programa nuclear de su país tenga como fin último la construcción de la bomba atómica. "Hemos vuelto a escuchar a responsables estadounidenses y europeos las misma palabras absurdas y manidas acerca de que Irán pretende fabricar armas nucleares", explicó Jameneí en una ceremonia militar en el puerto meridional de Bander Abbas. "Las acusaciones de Occidente son infundadas. Nuestras creencias religiosas nos impiden tener ese tipo de armas. No, no creemos en el arma atómica ni tratamos de conseguirla", agregó la máxima autoridad del país, cuyas palabras divulgó la televisión estatal iraní.

Pero Jameneí no fue ayer el único que ayer mando mensajes a Occidente, el diputado conservador iraní Mohamad Reza Bahonar aseguró que su país interrumpirá el proceso de enriquecimiento de uranio al 20% si las potencias occidentales acceden a que el intercambio de combustible se haga de forma simultánea y en Teherán. En declaraciones divulgadas por la agencia de noticias Ilna, el parlamentario dijo que "tenemos la capacidad de enriquecer uranio al 20%, y para demostrarlo, el presidente ha ordenado el inicio de la producción, pero todavía buscamos cómo comprar el combustible".

  • 1