martes, 23 abril 2019
02:25
, última actualización
Local

Berlusconi asegura que, salvo el pueblo, todo el mundo está en su contra

El primer ministro abordó además la nueva polémica que se ha generado entre él y el presidente de la República.

el 09 oct 2009 / 08:17 h.

TAGS:

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, aseguró hoy que él y su Gobierno tienen a todo el mundo en su contra, excepto al pueblo, a quien agradeció el apoyo que, según él, le sigue dando.

En una intervención telefónica en el informativo matinal de Canale 5, una de las cadenas de televisión de su propiedad, Berlusconi dijo que el 68,7 por ciento de los italianos está con él, en medio de las polémicas que le envuelven, la más reciente, la posibilidad de que se reabran lo dos procesos judiciales abiertos contra él tras la derogación de la ley de inmunidad.

"Salvo el pueblo, esto es, el 68,7 por ciento de los italianos, nuestro Gobierno tiene en contra a todos: una minoría muy organizada de magistrados rojos, el 70 por ciento de la prensa escrita, todos los debates de la televisión pública, los espectáculos satíricos. El jefe del Estado sabéis a qué lado político pertenece", indicó.

"Y por ello, agradezco a los italianos el apoyo que siguen dándome y me hacen sentir en la obligación de devolverlo con un compromiso aún mayor. Y sé que mi deber es el de gobernar durante los cinco años de la legislatura hasta el final del mandato que el pueblo italiano me ha dado", añadió.

El pasado miércoles el Tribunal Constitucional italiano decidía invalidar el "Laudo Alfano", la ley de inmunidad que permitía mantener suspendidos dos procesos contra Berlusconi, lo que ha hecho que, tras la derogación, se plantee la posibilidad de que el jefe del Ejecutivo dimita, extremo que él mismo ha descartado.

"Existe aún algún juerguista que tiene el coraje de mantener aún que debería dejarme procesar. Pero contra mí ha habido 109 procedimientos, más de 2.500 audiencias, más de 530 investigaciones y he tenido que gastar más de 200 millones de euros para pagar asesoría y abogados", comentó Berlusconi.

"Sobre el juicio del Constitucional sobre el 'Laudo Alfano' no me había hecho ilusiones porque se trata de un organismo político que emite sentencias políticas que son, por tanto, sentencias partidistas", añadió.

En el telediario de su cadena, el primer ministro abordó además la nueva polémica que se ha generado entre él y el presidente de la República, el ex comunista Giorgio Napolitano, tras la decisión del Constitucional, al insinuar Berlusconi una influencia del jefe del Estado en el dictamen del Tribunal.

"No creo -apuntó- que sea algo nuevo, pero hace falta limpiar el terreno de demasiadas hipocresías. La cohabitación política no es fácil en ningún país, también en Francia ha habido dificultades".

"En Italia existe una dialéctica innata en los papeles diversos que la Constitución otorga al presidente de la República y al presidente del Gobierno. Y no creo que esta dialéctica sea modificada por una sentencia política de la Corte Constitucional. Pero queda claro a todos que no hay nadie en Italia que se pueda considerar 'super pares'", agregó. 

  • 1