miércoles, 19 diciembre 2018
01:41
, última actualización
Deportes

Betis-Girona o el debut más especial en el recuerdo

El partido trae a la memoria una de las presentaciones más especiales en Heliópolis: la de Miki Roqué con el primer equipo delante de su afición.

el 21 feb 2015 / 17:53 h.

Miki Roqué celebra el gol que marcó aquella tarde ante el Girona / Foto: Paco Puentes Miki Roqué celebra el gol que marcó aquella tarde ante el Girona / Foto: Paco Puentes MARGOTA PIÑERO Era una tarde calurosa de octubre cuando un joven canterano de 22 años saltaba al césped del Benito Villamarín en su debut frente a su afición. Ya se había estrenado con el primer equipo del Betis frente a Las Palmas, justo una semana antes, pero su presentación en el feudo verdiblanco fue especialmente destacada. Miquel Roqué Farrero era más conocido como Miki Roqué y llegó al estadio de La Palmera por primera vez habiendo jugado poco más de 40 minutos frente al equipo canario al inicio de la temporada en la que el Betis consiguió su último ascenso. En esta ocasión jugó de inicio, en un once que Pepe Mel elaboró con hasta cinco canteranos: Miki Roqué, Cañas, Beñat, Ezequiel e Israel. El Betis jugaba contra el mismo rival al que se enfrenta esta tarde, el Girona FC, y fue uno de los partidos más especiales para el futbolista que se había curtido en las filas inferiores del Lleida y que había llegado a debutar con el primer equipo del Liverpool inglés. Disputó los 90 minutos al completo y se ganó la camiseta titular gracias a su determinación en la victoria que cosechó el conjunto verdiblanco. Era la octava jornada de la temporada 2010-11 en Segunda. El choque culminó su primera mitad con un gol de los catalanes que los ponía por delante en el marcador (Moha, 40’, aunque poco tiempo les duró el privilegio. Los verdiblancos hallaron el empate a los cinco minutos de arrancar la segunda mitad gracias a un remate de Miki Roqué tras un saque de esquina. Un gol que aportó serenidad y ambición a los béticos y que supuso el principio de la remontada, culminada por Chechu Dorado en una diana similar a la del canterano. Aquel partido finalizó con 2-1 para los de Pepe Mel, aunque la máxima victoria del encuentro fue para Miki, que se ganó la titularidad desde entonces.

  • 1