Deportes

Betis: victoria mínima y ventaja máxima

el 02 ene 2011 / 17:24 h.

Emana se pone el sombrero para celebrar el gol.

-->-->--> El Betis logró un mínimo y sufrido triunfo ante el vicecolista Nástic (1-0) que le vale para lograr una ventaja máxima respecto del tercer clasificado, que ahora es el Rayo Vallecano, que por la mañana perdió en casa ante el Celta (1-3) y ya está a ocho puntos de los de Pepe Mel.

Los béticos, con todo, no completaron un buen partido, y sólo la inocencia de Mairata, al cometer un inocentísimo y claro penalti sobre Jorge Molina, les permitió cobrar ventaja en el marcador por medio de Emana, en el minuto 38 de la primera parte.

El choque comenzó con buenas sensaciones, con Beñat, Salva Sevilla e Iriney adueñándose por completo de la zona ancha y obligando al Nástic a agazaparse en su parcela, sin apenas posibilidades de salir de ella. Sin embargo, no fue la tarde de los delanteros y muy pronto Jorge Molina (6’) falló una ocasión clamorosa que le había servido Rubén Castro tras una contra en superioridad conducida por Emana.

El dominio abrumador de los béticos no se materializó en el marcador entre otras cosas porque Emana estaba con la empanada y tres o cuatro situaciones de gol claras de las que dispuso las resolvió mal, dando tiempo a la defensa a tapar huecos y líneas de pase a sus compañeros.

El 1-0 llegó gracias a un claro y absurdo penalti cometido por Mairata sobre Jorge Molina, que antes ya había reclamado otra pena máxima del mismo jugador y más tarde sufriría otro muy claro (en el minuto 49’) que tampoco señalaría el colegiado.

Emana (38’) fue el encargado de transformar la pena máxima y antes del descanso pudo Salva Sevilla hacer subir el 2-0, pero su excelente golpeo en un libre directo lo despejó el meta Rubén Pérez en acertada intervención.

Tras el descanso, la intensidad del juego bético decayó varios enteros, por lo que tocó sufrir las acometidas a la desesperada de los catalanes, que mantuvieron esperanzas de puntuar hasta el final, ya que los de Mel no supieron matar el partido pese a gozar de un buen número de ocasiones para ello. Seoane (78’), a la salida de un córner, tuvo la mejor para los visitantes, pero su remate franco se dirigió a las manos de Goitia con todo el portal para él.

Mel intentó refrescar las ideas de los suyos con los cambios de Israel, Juande y Miki Roqué, pero el rumbo del juego se había perdido definitivamente y sólo en los compases finales Ruben Castro fue capaz de asustar a la contra.

Como dice el clásico, lo mejor del partido fue el resultado, y mejor que el resultado aun, observar la tabla clasificatoria y ver al Betis con seis puntos de ventaja sobre el segundo y ocho sobre el tercero. No está nada mal para empezar el año.

1 - Real Betis: Goitia; Isidoro, Belenguer (Miki Roqué, min. 75), Dorado, Nacho; Iriney, Beñat; Salva Sevilla (Juande, min. 68), Emana, Rubén Castro; y Jorge Molina (Israel, min. 59).

0 - Nástic: Rubén Pérez, Xisco Campos, Mairata, Sergio Díaz, Raúl Fúster, Álex Cruz, Martínez, Morán, Fernando, Eloy (Rubén Navarro, min. 57) y Powel.

Gol: 1-0, min.38: Emana, de penalti.

Árbitro: Del Cerro Grande. Mostró tarjeta amarilla a Iriney, Xisco Campos, Beñat y Nacho.

Incidencias: Unos 30.000 espectadores en el Benito Villamarín.

 

  • 1