Local

Bibiana Aido ficha a un andaluz para atender a las víctimas

Un hombre liderará la lucha del Gobierno contra la violencia machista. El médico forense Miguel Lorente, que hasta hace poco director de la Oficina de Atención Jurídica a las Víctimas de la Junta de Andalucía, será delegado del Gobierno contra la Violencia de Género en sustitución de Encarnación Orozco.

el 15 sep 2009 / 03:22 h.

TAGS:

Un hombre liderará la lucha del Gobierno contra la violencia machista. El médico forense Miguel Lorente, que hasta hace poco director de la Oficina de Atención Jurídica a las Víctimas de la Junta de Andalucía, será delegado del Gobierno contra la Violencia de Género en sustitución de Encarnación Orozco.

Miguel Lorente explicó que recibió el nombramiento con preocupación "porque el tema de la violencia de género es un asunto complicado" y "con todo la ilusión del mundo porque, pese a lo mucho y bien que se ha hecho, todavía hay mucho por hacer".

Asimismo, afirmó que uno de los retos de su mandato será el de transmitir a la sociedad que la violencia de género "tiene solución". "La violencia machista no es un lastre que tenemos que asumir y la gente debe percibir que este tema tiene una solución fácil si se compromete todo el mundo", apostilló. De la misma manera, indicó que hará especial hincapié en la prevención de este tipo de casos, por lo que abordará, desde el punto de vista científico, "las conductas de los hombres que actuar de manera violenta".

Lorente, cuyo nombramiento será anunciado hoy durante el Consejo de Ministros y que ha sido una de las primeras decisiones de la ministra de Igualdad, Bibiana Aido, nació en 1962 en Serón (Almería) y es experto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en temas relacionados con la violencia y la agresión a las mujeres. Además, es el autor de los libros Mi marido me pega lo normal o El rompecabezas. Anatomía del maltratador.

Motor de igualdad. La delegación nació como una de las medidas dentro de la Ley de Protección Integral contra la Violencia de Género. Este órgano, que en la pasada legislatura dependió de la secretaria general de Políticas de Igualdad del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, Soledad Murillo, formará parte del Ministerio de Igualdad. Su principal cometido es formular las políticas públicas sobre violencia de género que desarrolle el Gobierno, así como hacer efectiva la garantía de los derechos de las mujeres víctimas.

Por otra parte, Isabel Martínez, asesora de Vicepresidencia Primera del Gobierno, será la nueva secretaria general de Políticas de Igualdad, cargo en el que releva a Soledad Murillo. La trayectoria de la nueva responsable estuvo ligada desde siempre a los temas de igualdad. Entre otras tareas, trabajó con la que es ahora consejera de Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, Micaela Navarro, cuando era secretaría de Igualdad del PSOE. En la anterior legislatura, la secretaría general fue una de las apuestas del Gobierno para luchar contra los malos tratos y establecer la igualdad entre ambos sexos.

El nuevo Ministerio de Igualdad se estructura en dos órganos directivos: la Subsecretaría de Igualdad y la Secretaría General de Políticas de Igualdad, con rango de subsecretaría. En esta última se enmarca la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, la Dirección General para la Igualdad en el Empleo, la Dirección General contra la Discriminación, el Instituto de la Mujer y el Consejo de Participación de la Mujer.

  • 1