Local

Bienvenidos a la Isla del Terror

¿Todavía hay quienes detestan Halloween? Será porque no han ido a Isla Mágica a disfrutar de esa mágica Víspera de Todos los Santos, repleta a más no poder de diversión, fantasía y... muchos sustos, como no podía ser menos. Sábado, domingo y lunes: tres días de fiesta en el Más Allá, esquina con la Isla de la Cartuja.

el 28 oct 2009 / 20:53 h.

TAGS:

Visitantes a Isla Mágica durante la celebración de Halloween del año pasado.

Sólo por probar los impresionantes buñuelos que venden nada más entrar en el viejo puerto del siglo XVI, frente al Corral de Comedias, ya valdría la pena echar el día, la noche y hasta la madrugada en Isla Mágica este fin de semana. Pero... hay más razones: como es ya habitual, el parque temático sevillano celebrará desde el sábado y hasta el lunes la fiesta de Halloween o Víspera de Todos los Santos, con lo que susto y gusto se combinarán de una forma que podría calificarse, literalmente, de deliciosa. Espantosamente deliciosa sería, tal vez, la definición precisa.

Para pasarlo bien allí, tan importante como tener entrada es acudir con buen espíritu, es decir, dispuesto cada cual a dejarse seducir por la imaginación, para una vez que lo dejan a uno. Motivos encontrará el visitante todos los que quiera para ello, y en particular uno muy sobrecogedor: criaturas terroríficas poblarán las sombras y habitarán los recovecos de los senderos del parque. Las criaturas terroríficas (apunte zoológico), no contentas con comerse al prójimo o lo que sea que le hagan, sienten cierta malsana fijación por reventarle a uno antes el corazón de un sobresalto. Así que ándense avizorados los paisanos que por tales caminos pululen. Y presten atención, porque El Correo de Andalucía ha podido saber de buena tinta cuáles son sus planes para estos días: de todo menos dar besos.

Parece ser que se han conchabado varios elementos de los menos recomendables del lumpen de ultratumba, desde la clásica tropa de zombis (esos que dan la sensación de ir buscando al sastre que les hizo las americanas para sacarle las entrañas a bocados) hasta toda clase de vampiros, licántropos y demás surtido de alimañas de carácter variable y picajoso. Tienen previsto apostarse, en número de cuarenta, por los alrededores del carrusel y las zonas de los Rápidos del Orinoco y el Vuelo del Halcón: los rincones más oscuros, arbolados y sinuosos de este bosque fantástico que es el corazón de Isla Mágica.

Claro, que se podrá decir: ¡bueno, con no ir por allí! Pero no; hay que ir obligatoriamente, porque justo en ese otro lado de la isla aguarda al explorador un reto irrenunciable: entrar en la Mansión Encantada y enfrentarse a los espectros que la pueblan (con un sentido muy limitado del concepto anfitrión, hay que decirlo). A decir verdad no habrá que entrar físicamente en la casa embrujada, pero para el caso es lo mismo porque se trata de una película en cuatro dimensiones, que es todavía más sensacional que la realidad. Vayan preparándose a sentir la fetidez de la ultratumba, el tacto de sus cortinas podridas, los aullidos de sus almas en pena y, ya puestos, prepárense también para ver cómo ciertos personajes y juguetes de la mansión cobran vida de forma repentina.

Desahóguense luego, si quieren, moviendo el esqueleto con el pasacalle de los Monstruos a Todo Ritmo (a saber: vampiros, payasos locos, muertos vivientes y otros especímenes englobables bajo el epígrafe Carnaval de las Bestias). Y una vez desahogados, no olviden pasarse por el Fuerte. Porque allí aguardan los mejores relatos de imaginación y misterio (algunos, incluso del más puro terror), listos para ser representados en honor de los presentes.

¿Habrá más? Desde luego que sí. Pero qué sería de las sorpresas sin sorpresas. Sepan que, para reponerse de los sustos, lo mejor siempre es recurrir a la llamada del paladar; castañas asadas, chocolate caliente, calentitos y los ya ensalzados buñuelos de viento volverán a meterles a los visitantes el cuerpo en caja. Metafóricamente hablando, claro está.

De utilidad:

Actores: Participan más de 40 actores de la Asociación de Voluntarios del municipio de San Nicolás del Puerto (Sierra Norte), que encarnarán a los monstruos y otras criaturas acechantes.

Horarios y precios: El día 31 se abrirá de 11 a 24 horas (los días 1 y 2, hasta las 21). Precios: 25 euros, los adultos; 18, los niños y los ancianos; 17, los adultos discapacitados; y 12, los niños y ancianos discapacitados.

Disfraces: Se puede acudir disfrazado, naturalmente, pero conviene aclarar algo: contra el falso rumor, el hecho de ir uno ataviado de bicho o de lo que sea no da derecho a reducción de tarifa.

¿Le gustaría ir gratis? Los lectores de El Correo de Andalucía tienen hoy otra oportunidad de divertirse de lo lindo y sin que les cueste dinero. Por tratarse de Halloween, ¿qué les parecería pasar gratis la jornada entera del sábado en Isla Mágica? Pues eso: un regalo de miedo. Con ese propósito de agasajar a los lectores, El Correo sorteará hoy cinco lotes de dos entradas cada uno entre quienes remitan un email desde ahora mismo y hasta antes de las ocho de la tarde de hoy a la siguiente dirección: massevilla@correoandalucia.es,
indicando obligatoriamente el nombre completo del participante y su número de DNI. Los afortunados recibirán en breve un correo electrónico, en la misma dirección desde la que hayan escrito, donde se les indicará el modo de retirar las entradas gratuitas. ¡Suerte! 

  • 1