Local

Bildu defiende a los presos de ETA en la fiesta de San Ignacio de Loyola

El diputado general de Guipúzcoa reclama que se derogue la ‘doctrina Parot’ y que se legalice Sortu.

el 01 ago 2011 / 19:49 h.

TAGS:

El diputado general de Guipúzcoa saluda a manifestantes proetarras.

Bildu poco a poco se quita la careta. Ayer le tocó el turno al diputado general de Guipúzcoa, Martín Garitano, quien reclamó la derogación de la doctrina Parot, porque supone "la cadena perpetua" para los presos de ETA, el fin de su dispersión, la puesta en libertad de los presos enfermos y de los que estén "en condiciones de alcanzar la libertad condicional", y la legalización de Sortu .

El máximo representante de la institución foral realizó estas declaraciones antes de la misa celebrada en la Basílica de San Ignacio de Loyola , en Azpeitia (Guipúzcoa) , a la que no asistió, aunque sí estuvo presente en la recepción de las autoridades en el Consistorio, al que también acudieron la presidenta de las Juntas Generales de Guipúzcoa, Lohitzune Txarola (Bildu); la consejera de Educación del Gobierno vasco, Isabel Celáa (PSOE); y el alcalde de Azpeitia, Eneko Etxeberria, de Bildu.

Tras las declaraciones, Martín Garitano se acercó a las varias decenas de personas pertenecientes a la asociación de familiares de presos a ETA, Etxerat, que se encontraban concentrados a favor del traslado de los reclusos del País Vasco, y les saludó.

La reacción a estas declaraciones de Garitano no se hicieron esperar. El delegado del Gobierno en el País Vasco, Mikel Cabieces, lamentó que el diputado general de Guipúzcoa "se preocupe de los verdugos" y no de las víctimas del terrorismo, y afirmó que, de esta forma, demuestra que "le queda mucho camino por llegar a unos mínimos exigibles a un representante democrático".

Cabieces remarcó que Garitano con sus opiniones "acredita que no es el diputado general de todos los guipuzcoanos, y especialmente de aquellos de quien más debería serlo, que son los que más sufren, y demuestra que le queda mucho camino por llegar a unos mínimos exigible a un representante democrático", añadió.

El PP, por su parte, pidió al Gobierno, la Fiscalía y la Abogacía del Estado que tomen "buena nota" de las actitudes de los representantes de Bildu.

  • 1