Local

Biología

Ni el cerebro recalcitrante de Julio Verne habría podido imaginar un personaje como Craig Venter, capaz de enmendar la plana a las mismísimas leyes de la biología y hallarse a un paso de hormiga de fabricar el primer ser vivo sintético.

el 14 sep 2009 / 23:16 h.

TAGS:

Ni el cerebro recalcitrante de Julio Verne habría podido imaginar un personaje como Craig Venter, capaz de enmendar la plana a las mismísimas leyes de la biología y hallarse a un paso de hormiga de fabricar el primer ser vivo sintético. Se abre así un mundo de esperanzas y un futuro que parece menos renuente a los sueños que hemos acariciado durante milenios: salud, juventud, inmortalidad. Teniendo en cuenta, como señalan las estadísticas, que dentro de medio siglo el 86% de la población de nuestra provincia rebasará los treinta y cinco años, los hallazgos de Venter suenan a solución y promesa: pronto la jubilación alcanzará edades de tres cifras.

  • 1