lunes, 10 diciembre 2018
21:07
, última actualización
Local

El doble grado de Matemáticas y Física de la Hispalense exige la nota más alta

Solo en tres titulaciones de la Universidad de Sevilla quedan plazas libres y en la UPO se han ajudicado el 99,9% a la espera de las matriculaciones.

el 14 jul 2014 / 13:46 h.

TAGS:

estudiantesTomando como referencia las notas de corte de los alumnos admitidos en la primera adjudicación de las diferentes titulaciones que ofertan las universidades, el doble grado de Matemáticas y Física de la Hispalense es la carrera más exigente ya que el último estudiante que en principio cuenta con plaza tiene una nota de 13,262 puntos sobre los 14 que son posibles obtener entre la media de Selectividad (con la puebla general y específica) y la calificación del Bachillerato. La Hispalense lidera el ranking de las carreras con la nota de corte más alta ya que, tras el grado de Medicina –la titulación más demandada en toda Andalucía– en la Universidad de Granada, cuya nota de corte es de 12,933 puntos, la tercera carrera con la nota más alta exigida para entrar es también de esta universidad sevillana, en concreto Ingeniería Aeroespacial, con un 12,740. El 90 por ciento de los estudiantes aprueban la Prueba de Acceso a la Universidad, la tradicional Selectividad, en la que desde hace unos años es posible no limitarse solo al examen general de las materias obligatorias de cada rama sino una prueba específica donde el alumno elige de qué asignaturas de las que ha estudiado en el último curso de Bachillerato quiere examinarse para subir nota y ampliar así sus opciones de lograr plaza para el centro y la carrera deseada, el gran caballo de batalla de los aspirantes a universitarios cada año. En la prueba de corte de las carreras no influye la dificultad de la misma sino las plazas que se ofertan y éstas suelen depender más de los recursos de profesorado e instalaciones dedicados a esos estudios. De ahí que en los últimos años suelan liderar los ránking las dobles titulaciones de nueva implantación o estudios bilingües, para las cuales además hay más competencia ya que son carreras que solo imparten una o dos universidades en Andalucía, a diferencia de los grados tradicionales que suelen ofertarlas casi todas las provincias. Con todo, la demanda también influye –supone más competencia ya que las plazas disponibles son asignadas en función de la nota–. Para el curso 2014-2015, los jóvenes andaluces siguen apostando por los estudios de la rama sanitaria, de ahí que Medicina y Enfermería sean las carreras más demandadas y en el caso de Medicina (carrera pedida como primera opción por 6.248 jóvenes andaluces), el grado con la nota de corte más alta en Granada (12,933 puntos), Málaga (12,720) y Córdoba (12,683). En Huelva, la carrera con la nota de corte más alta es Enfermería (9,879) y también dentro de la rama sanitaria es la carrera de Fisioterapia que en Jaén exige las calificaciones más elevadas (11,032 es la nota de corte para la primera adjudicación). A medio camino entre los estudios científico-sanitarios y tecnológicos está la titulación con la nota de corte más elevada de la otra universidad sevillana, la Pablo de Olavide, donde el último alumno que ha obtenido plaza en el grado de Biotecnología tiene 12,440 puntos (le siguen el doble grado de Humanidades y Traducción en inglés con un 12,2323 y el doble grado de Derecho y Administración y Dirección de Empresas también en inglés con un 12,232 de nota de corte) . En la Hispalense, tras el doble grado de Matemáticas y Física y la titulación en Ingeniería Aeronáutica, la carrera con la nota de corte más alta también es sanitaria, concretamente el grado de Biomedicina Básica y Experimental (12,672). Vocación versus empleo. Respecto a la demanda, tras Medicina y Enfermería se sitúan el grado en Educación Primaria, Psicología, Administración y Dirección de Empresas y Derecho. En pleno debate sobre la adecuación de la Universidad al mercado laboral, con voces que cuestionan la continuidad de determinados estudios ante su falta de salidas laborales, queda claro que los estudiantes siguen primando su vocación e intereses personales a las posibilidades del mercado laboral, teniendo en cuenta que en lo que a Medicina y Enfermería se refiere la sanidad pública está inmersa en una sangría continua de profesionales por las limitaciones a la tasa de reposición de jubilaciones y otros recortes, y que Educación Primaria está sometida a estas mismas limitaciones y a una tendencia demográfica negativa con un descenso de nacimientos y un progresivo envejecimiento de la población. Estas notas de corte aún pueden variar algo ya que son las solicitudes realizadas por los alumnos si bien éstos tienen ahora hasta el jueves 17 para formalizar la matrícula. De ahí que aunque en la primera adjudicación en la Universidad Hispalense, que oferta en total 12.758 plazas, solo haya tres carreras con plazas libres (Ciencia y Tecnología de Edificación, Estudios Árabes e Islámicos y Filología Clásica) y en el caso de la Olavide, el 99,9 por ciento  de las 2.100 plazas que oferta han sido adjudicadas, en función de los alumnos que realmente formalicen su matrícula pueden quedar más plazas libres y correr las listas de los alumnos en espera. En toda Andalucía se han presentado 67.890 solicitudes para 53.057 plazas.

  • 1