Local

Birmania decreta tres días de luto y acepta la ayuda de Asia

La Junta Militar birmana decretó tres días de luto oficial casi tres semanas después del paso del ciclón Nargis y el mismo día en el que abrió definitivamente la puerta a la ayuda internacional,

el 15 sep 2009 / 05:04 h.

TAGS:

La Junta Militar birmana decretó tres días de luto oficial casi tres semanas después del paso del ciclón Nargis y el mismo día en el que abrió definitivamente la puerta a la ayuda internacional, aunque con preferencias por los países asiáticos.

El subsecretario general para Asuntos Humanitarios de Nacio- nes Unidas, John Holmes, estuvo sobrevolando ayer en helicóp- tero la zona más afectada por el ciclón en Birmania (Myanmar), mientras el régimen aprobaba que la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean) coordine la ayuda y envíe cooperantes.

Holmes observó desde el cielo la ruta desde Rangún al delta del río Irrawady, en el suroeste de Birmania, donde murieron la mayor parte de las víctimas. La misión del diplomático británico Holmes, precede a la visita que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, efectuará mañana para tratar de obtener la plena colaboración del régimen birmnano.

Mientras, el jefe de la Junta Militar, Than Shwe, de 74 años, disipó el domingo, con su presencia en la zona arrasada, los rumores sobre problemas de salud que desató su ausencia en actos públicos tras el paso del ciclón. El veterano general visitó centros de desplazados en los distritos de Hlaing Thar Yar y Dagon, donde repartió material de emergencia y conversó con algunas víctimas.

El régimen persiste en su rechazo a los cooperantes extranjeros ofrecidos por EEUU, Francia, Australia y otros países, aunque sí aceptó ayer en Singapur que la Asean coordine las operaciones humanitarias.

ayuda despolitizada. El ministro singapurense de Exteriores, George Yeo, confirmó que Birmania aceptó la ayuda internacional, y aseguró que "la asistencia internacional dada por la Asean no se politizará".

Este organismo integra a Birmania, Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam. Y es que el Gobierno birmano ya ha llegado a cifrar la catástrofe en 6.462 millones de euros y hasta planea organizar para el 25 de mayo una conferencia de donantes.

La puerta abierta a la Asean contrasta con las restricciones que vienen padeciendo las agencias de la ONU y organizaciones no gubernamentales desde el primer día. Marcus Prior, un portavoz del Programa Mundial de Alimentos en Bangkok, indicó que lograron visado de entrada para 17 expertos, que ahora no pueden salir de Rangún a los 120 campamentos del delta de Irrawaddy.

  • 1