sábado, 19 enero 2019
22:32
, última actualización
Deportes

Blanco: "A la afición no le gustan los jugadores pusilánimes, y algunos caen ahí"

Toda una vida en el Sevilla convierten la suya en una de las voces más autorizadas para hablar de la cantera y de la formación de los jóvenes que sueñan con ser futbolistas de élite.

el 06 jul 2014 / 12:00 h.

Pablo Blanco, en las entrañas del Sánchez-Pizjuán (Fotos: JM Paisano) Pablo Blanco, en las entrañas del Sánchez-Pizjuán (Fotos: JM Paisano) Llegó en octubre de 1967 siendo juvenil y desde entonces su vida está ligada al Sevilla, donde dejó huella como futbolista y, tras colgar las botas, inició su labor técnica, a caballo entre los campos de entrenamiento y los despachos. Actualmente, Pablo Blanco es el coordinador de fútbol base del club. Es decir: uno de los grandes responsables de que la cantera siga dando alegrías a la afición. Sus palabras son sabias y de ellas –leerle entre líneas es obligado– se desprenden muchas cosas. Lo más reciente es el título de Copa del Rey conquistado por el equipo juvenil de División de Honor. ¿Qué lectura hace del mismo y de la temporada en la cantera? Llevamos, por no remontarnos  más atrás, tres años en los que el  juvenil está ganando títulos: dos de Copa de Campeones y uno de Copa del Rey. Y eso dice mucho del trabajo. El club cree en la cantera, cree porque le ha resultado beneficiosa. Esos títulos reflejan un trabajo bien hecho. Desde  2005, cuando el primer equipo experimentó un aumento importante de su nivel, la cantera ha respondido con creces a esa exigencia de la entidad; no ha ido rezagada, sino de la mano del primer equipo. Ésta ha sido una temporada exitosa más, con los dos objetivos primordiales, formación y competición, conseguidos. Ha habido mucha promoción de jugadores a equipos superiores y el trabajo se ha visto refrendado con títulos. Ese es nuestro examen final. ¿Cuántos canteranos hay actualmente en el Sevilla? En categoría masculina el número no llega a 450 y en femenina hay más de 80 chicas. Controlados directamente por el club, unos 550 y por convenios con equipos, etc, pues cerca de mil en total. ¿Cuántas personas trabajan con ellos para formarlos? Entre primeros entrenadores, segundos, preparadores físicos, delegados, utilleros… casi un centenar. ¿Qué presupuesto asigna el Sevilla a su cantera? El presupuesto va englobado, digamos, dentro del general. No tenemos un presupuesto definido para la cantera. No nos dicen: «Os vais a gastar x millones de euros». No. Se define la partida para cada equipo. De manera global, yo creo que alcanzaremos, por decir una cifra, los tres millones de euros. ¿Hay tantas diferencias presupuestarias entre los clubes como en el fútbol de élite? Real Madrid y Barcelona están muy por encima de resto. Luego, hay otros como Valencia, Villarreal, Athletic, Espanyol o Atlético de Madrid que tienen unos gastos superiores al los del Sevilla. Es meritorio, por tanto, pelear con los más poderosos... Tiene mucho mérito. A nivel de Despeñaperros para abajo el Sevilla es un equipo principal, qué duda cabe, en todos los aspectos; de Despeñaperros para arriba… Es muy meritorio lo del Sevilla, sí. Y se ha visto reflejado esta temporada, donde el equipo juvenil eliminó al Barcelona a doble partido y al Madrid a uno, a dos de las grandes potencias europeas a nivel de cantera. De hecho, uno quedó campeón de Europa y el otro llegó a semifinales. ¿Qué presupuesto manejan estos clubes? Yo calculo que puede ascender a 15 ó 20 millones de euros. También están ahí otros clubes como Benfica, Ajax, PSV Eindhoven, Inter de Milán... Los  ingleses no son muy... Creo que el Arsenal debe ser el que más se gaste en cantera. La situación es similar a la del fútbol profesional, entonces. Hay clubes que avasallan al resto con su potencial económico... Aquí te avasallan menos. Tanto Real Madrid como Barcelona más que avasallar tienen la obligación de contar con los mejores jugadores de España, y a veces captan en equipos como Valencia, Sevilla, Athletic, Celta... Te produce desazón. Aunque nosotros, a otro nivel, también captamos en Cádiz, Huelva, Granada... Es lógico. Debemos acostumbrarnos a ese tipo de cosas. A veces te enfadas, pero bueno. Nosotros desde hace años hemos puesto medios con respecto a eso. Hay unos contratos de formación para intentar proteger a los mejores. ¿Tiembla usted cada verano? No. Por mucho que se lleven nunca te desmantelan. El Madrid el pasado año se llevó a dos futbolistas nuestros que juegan en categoría cadete. El año anterior, el Barcelona se llevó a los hermanos Ansu e Ibrahima… Siempre son dos, tres los jugadores que tienen peligro, pero el Sevilla lo ha resuelto bien con esos contratos. Los chavales están contentos y saben que es un equipo que da oportunidades. Hablemos de nombres propios:  Carlos Fernández, que ya ha debutado con el primer equipo, y Juan Muñoz, un goleador imparable. Son los dos que más llaman la atención por el puesto que ocupan. Sus perfiles son distintos. Juan ha hecho 46 goles, una barbaridad en el futbol juvenil. Y Carlos ha estado a caballo entre el filial y el primer equipo. Pero hay futbolistas muy interesantes en nuestra cantera. ¿Que puedan jugar en el primer equipo? Yo siempre digo que el mejor entrenador de cantera es el del primer equipo, ya que es el que tiene la posibilidad de llevarse, alinear y dar continuidad a un jugador. Son las tres patas que se necesitan y este club ha demostrado, por activa y por pasiva, que aquí eso se da. Los entrenadores que hemos tenido desde Caparrós hacia acá, casi todos, han mirado a la cantera y han estado con ella. El otro día estaba Emery viendo el partido, tomando muchas notas y me preguntó por muchos jugadores. Hay jugadores que le gustan, y eso es importante. Tanto él y como Monchi lo tendrán en cuenta. Ha dicho "casi". ¿Hubo algún entrenador que no se fijara? No. Caparrós, Juande, Marcelino, Míchel, Manzano, Álvarez, Jiménez… Todos han entrado en la década prodigiosa del Sevilla, tanto del primer equipo como de la cantera. Ésta ha conquistado casi los mismos títulos que el primer equipo estos años. Los dos han ido al unísono hacia arriba. La presencia de Emery en la final de Copa no fue testimonial. Lo fácil era estar en la playa. ¿Qué le dijeron los chavales? Ese tipo de gestos se valora, pero más que hacerlo nosotros, lo hacen el cuerpo técnico del juvenil y los jugadores. A mí me ven constantemente, pero a la plana mayor del club no. Supone un plus en todos los sentidos. La familia vio que un 29 de junio la plana mayor del club estaba con los chavales. Emery se fija mucho en la cantera. Sus inicios fueron en la Real, un club donde el futbol base es importante. Él se para a ver partidos, te pregunta por futbolistas, quiere conocerlos… Y qué decir de Monchi, que llegó aquí en el 98 si no me equivoco y los conoce a todos. Lleva años dedicado a ellos. El otro día Emery me preguntó por diez o doce jugadores. Monchi no hace falta que lo haga porque estamos en contacto todos los días. Siete chavales de la cantera irán a Costa Ballena esta semana... Se lo merecen. Es una práctica habitual que demuestra que se sigue contando con ellos y que existe desde mi época de futbolista. No es fácil quedarse, pero al menos saben lo que es el fútbol profesional. 1-PabloBlanco004Hay jugadores que no han tenido suerte. Luis Alberto, Luna, Campaña... La afición pedía sitio para ellos pero les está costando afianzarse en sus respectivos equipos. No han tenido suerte. Es que es muy difícil. Lo definió perfectamente Cantatore: en el futbol base se saltan categorías a modo de vallitas, pero luego está la pértiga, el primer equipo. La exigencia de éste es muy grande y hay que tener suerte. Es importantísimo que te guste entrenar al máximo. Los jugadores asentados en Primera pueden relajarse en algún entrenamiento; el jugador que llega, tiene que matarse en todos. Los entrenamientos son el examen que deben a pasar a diario. El técnico cuenta con aquellos que demuestran inquietudes, aquellos a los que se les ven ganas, aquellos que en ese trabajo diario atienden, quieren aprender… Tenemos un claro ejemplo en puertas del primer equipo –no quiere decirlo pero se refiere a Carlos Fernández– que reúne todos esos parámetros. El futbolista también tiene que saber quién es el compañero que le puede hacer bien, con quién se tiene que juntar en los entrenamientos para potenciar sus virtudes, tener buenos habitos como descansar mucho, alimentarse bien... Y, después, tener suerte. Todo eso es importante cuando llegas al primer equipo. Si no, te puede llevar la ola. El primer equipo es muy exigente; sus entrenadores y el Sánchez-Pizjuán, un campo donde es tremenda la exigencia. Y ahí tienes que dar la cara. Además, la afición del Sevilla tiene dos tipos de futbolistas: el pundonoroso, tipo Medel, Sanjosé, Lora; o el muy bueno, tipo Rakitic, Suker, Polster, Montero. Lo que no le gusta son los jugadores pusilánimes, los que ni hacen una cosa ni la otra. Y bueno, hay jugadores que ahí caen y les resulta difícil salir. ¿Cree que conociendo estos jugadores que le he citado antes tienen todavía recorrido? ¿Es un hándicap irse al extranjero? Irse al extranjero no es un hándicap sino un acicate para ellos. Luis Alberto llega al Málaga, ha madurado; bastante. Se ha dado cuenta de que el fútbol no es tan fácil, sino muy difícil. Es fácil llegar pero no triunfar. Luna ha hecho sus pinitos en la premier y creo que este año lo hará mucho mejor, más adaptado e integrado. Y de Campaña esperamos su calidad. Debe darse cuenta de que sólo jugar no te conduce a nada, sino jugar y otros detalles. Y creo que está en esa línea. Podríamos seguir nombrando: Rodri, que está muy bien; Bernardo, en el Sporting... ¿Veremos chavales de la casa esta temporada en el primer equipo? Estadísticamente, desde los años 70 hasta ahora un 90% de los debutantes son andaluces y sevillanos. Te puedo decir los nombres cuando quieras. Por no tirar ya más atrás. Seguiremos viendo sevillanos y andaluces en la primera plantilla en cuanto el club lo disponga. De hecho, están ahí. Ahora tienen que darle esa oportunidad y ellos, aprovecharla. El club te puede poner en la vía, pero tú tienes que caminar solo. En el futbol profesional la ayuda tienes que ser tú. Como tú no te ayudes a ti mismo… Hay una exigencia máxima todos los días, unos hábitos necesarios como son divertirse jugando, llamar la atención con la forma de ser y la humildad, hacer vestuario… y llevar con orgullo el ser sevillista.

  • 1