jueves, 25 abril 2019
23:17
, última actualización
Local

Blanco: "Toca dar la cara por el PSOE"

el 12 feb 2011 / 13:12 h.

TAGS:

Emaná trata de superar a un rival.

Conjurados contra el pesimismo. Con mensajes internos destinados a subir los ánimos y olvidarse de las encuestas. Los socialistas han arrancado esta mañana su convención municipal en Sevilla a 99 días de las elecciones municipales de mayo con un acto en el que los mensajes principales se han centrado en pedir confianza y fortaleza a los militantes y candidatos en un momento de bache electoral. Ni conformismo, ni resignación, han repetido casi todos los intervinientes.

El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, ha asegurado que toca "dar la cara por el PSOE" y ha recordado que para ganar las elecciones hacen falta "los mejores candidatos y las mejores ideas". El presidente del PSOE y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, ha asegurado que "la derecha tiene tantas ansias de poder que se le han subido las encuestas a la cabeza". "Nosotros se las bajaremos donde hay que hacerlo, en las urnas", arengó al plenario, con más de 2.500 cargos públicos y militantes, la mayoría (unos 1.600) andaluces.

Bajo el lema La fuerza de un gran país, los socialistas están reunidos en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla -donde se repiten los problema de luz y sonido-- en un cónclave del que saldrán las propuestas clave de su programa electoral y pensado para sacudirse el pesimismo y los malos augurios. El secretario de Organización del PSOE les ha dicho a sus militantes que "no hay ninguna razón para arrugarse" y ha proclamado que "la democracia es bastante incompatible con [Mariano] Rajoy y [Javier] Arenas", convencido de que perderán las próximas elecciones.

Blanco ha defendido que Andalucía "nunca dejará de ser una bandera de todo el socialismo español" y ha ironizado sobre el hecho de que Rajoy haya estado presumiendo de los gobiernos de Valencia y Baleares, ambos tocados por casos de presunta corrupción. "Su modelo autonómico de gestión es el de Camps y Matas, pues vaya ejemplo. Estoy esperando con ansiedad a ver qué se saca ahora Rajoy de la chistera como modelo". En clave andaluza, el número dos del PSOE ha avisado a los suyos que la única baza que tiene el PP para ganar en esta comunidad autónoma es "forzar el desestimiento de nuestra gente" y que "no vayan a las urnas".

Los socialistas se han fijado como reto ganar en las capitales pese a que la marca PSOE esté a la baja en las encuestas. Como repiten como un mantra, salen "a ganar no a empatar". Blanco recordó ayer que "no dan por perdida" ninguna gran ciudad y mencionó expresamente "Barcelona, Madrid, Sevilla, Málaga o Huelva". "Allí donde gobiernan", dijo en alusión al PP, "hasta el aire acaba siendo irrespirable".

Chaves ha recordado en varias ocasiones a los suyos que ahora lo que tocan son las elecciones municipales y no las generales, en pleno debate interno en su partido sobre la candidatura de Rodríguez Zapatero en 2012. El expresidente andaluz recriminó al PP que lleva pidiendo elecciones generales desde que perdieron las últimas y avisó: "Se celebrarán cuando toquen, ahora no tocan". El PSOE no quiere en ningún caso que la próxima cita con las urnas pueda convertirse en un plebiscito de Zapatero ni en una moción de censura a las políticas del Gobierno en plena crisis económica. Chaves admitió que se han adoptado "medidas duras, muchas difíciles de entender incluso para la base del PSOE" pero defendió que las "grandes reformas" de este país se han llevado a cabo por los socialistas, por los presidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero.

"Nuestro principal objetivo: empleo, empleo, empleo", insistió el presidente de los socialistas. "Rajoy ha entendido que no tiene que esforzarse en nada y está convencido de que la crisis le hará su trabajo, pero esa es una visión mezquina y alicorta de la política", advirtió Chaves.


  • 1