martes, 19 febrero 2019
19:26
, última actualización
Local

Bono avisa: "Para ganar el futuro, a veces hay que perder comicios"

El presidente del Congreso justifica la pérdida de popularidad de Zapatero.

el 04 jun 2010 / 20:12 h.

TAGS:

El presidente del Congreso y destacado líder socialista, José Bono, lanzó ayer mensajes directos y claros a su partido y a la oposición. Bono afirmó ayer que la crisis económica precisa hombres de Estado capaces de plantear reglas duras aunque sean impopulares, porque "para ganar el futuro, a veces hay que perder las elecciones".


Lo justificó evocando al primer ministro británico Winston Churchill, porque perdió las elecciones justo después de propiciar la victoria de su país en la II Guerra Mundial. En el turno de preguntas tras su discurso, al pedírsele a quién se refería, se limitó a insistir: "A Churchill, claro".


Durante su conferencia en la Trobada Empresarial al Pirineu de la Seu d'Urgell, Bono constató que "a la gente le importa tres puñetas quién gana las elecciones; lo que le importa es llegar a final de mes". "Todos queremos durar, y queriendo durar, no nos damos cuenta de que hay horas en las que los países exigen estadistas y no hombres de partido", y esta es una hora en la que Cataluña y España necesitan hombres "previsibles, que estén en disposición de cumplir con unas reglas duras", afirmó.


Estas reglas, según él, son las que hace hoy a Churchill, en un país con una monarquía tan tradicional como la británica, el personaje más importante. Explicó cómo dijo a sus compatriotas que la II Guerra Mundial era tiempo de sangre, sudor y lágrimas, pese a lo cual venció en la contienda pero tuvo que soportar la derrota electoral, por lo que debieron de ser horas amargas para el premier. "¿A quién quieren los británicos?", se preguntó Bono.


Al preguntársele quién cree que encabezará la lista del PSOE en las próximas elecciones generales, si José Luis Rodríguez Zapatero o José Blanco, respondió: "Yo soy el presidente del Congreso, no el profeta Jeremías. Mi intuición es que el candidato será José Luis Rodríguez Zapatero".
Explicó también que habla bien de él en privado y en público, y admitió que el propio Bono no pudo ser presidente. "Quise ser, pero no quiero ser; me ganó Zapatero". Al hablar de ese día, explicó que, cuando un periodista le pidió una valoración, le respondió: "En primer lugar, hoy no es mi día, y en segundo, voy a pedir a todos los que me han votado que votemos a Zapatero. Estoy contento de reaccionar así".


Bono justificó además la caída de la popularidad de Zapatero en la crisis económica que también ha lastrado la de otros líderes europeos. "Hay un poder ahora más globalizado. En momentos de crisis la popularidad de Sarkozy ha caído, la de la señora Merkel ha caído, y sería un verdadero milagro laico, laico en este caso, que no hubiera caído la del presidente Zapatero", dijo.


Mientras, el PP siguió atizando a Zapatero con la crisis. Así el secretario de Economía y Empleo del PP, Álvaro Nadal, dijo que España necesita un nuevo "cowboy" que controle la "estampida" con la que los mercados financieros se comportan respecto a España. Nadal hizo estas declaraciones durante la IV Asamblea General de la Asociación Europea de Accionistas Minoritarios, que ayer y hoy reúne en Madrid a representantes de 27 asociaciones europeas que aglutinan a más de 350.000 asociados.


En opinión de Nadal, los mercados financieros viven una situación de "pánico" y necesitan a alguien que controle la gran volatilidad en la que se han movido, sobre todo en las últimas semanas. No pensaba en Zapatero.

  • 1