Deportes

Bosch: "Le hago caso a Mel y no hablo de su futuro"

El vicepresidente bético, sorprendido por las interpretaciones "paranoicas" que hacen algunos de su relación con el entrenador.

el 04 may 2011 / 18:41 h.

Rafael Gordillo, Miguel Guillén, Pepe Mel y José Antonio Bosch.

 
Rafael Gordillo, José Antonio Bosch, Pepe Mel y Miguel Guillén se fotografiaron ayer juntos en la caseta de este último, donde la plantilla y el consejo verdiblanco celebraron un almuerzo de hermandad en el Real de la Feria.

El vicepresidente bético, cuestionado una vez más por la continuidad de Pepe Mel que algunos ponen en duda, no entró más en el asunto, tal y como le reclamó públicamente su entrenador en la rueda de prensa previa al choque del pasado sábado con el Numancia: “No es momento de hablar del futuro del entrenador. Soy un hombre disciplinado y le hago caso. Cuando subamos hablaremos de otra cosa”, comentó Bosch, quien no sale de su asombro por las interpretaciones que extraen algunos de su relación o sus poses con Mel, con quien ya coincidió el martes en la caseta de la SER. “Hoy he leido en algún sitio, en referencia a mi coincidencia con Mel en una caseta, que la tensión entre él y yo se mascaba en el ambiente. La verdad es que se están dando situaciones paranoicas con todo este asunto. Yo entiendo que los periodistas opinen de las cosas y critiquen, pero hay que hablar de hechos y en muchas ocasiones estoy viendo que se presentan hechos falseados. La crítica es necesaria y se puede hacer subjetiva y objetivamente, con buena educacion y con mala educación... a veces escucho comentarios de periodistas que ahora dicen todo lo contrario que decían hace unos meses, cuando pedían que se echara al entrenador. Mi relación personal con Mel es buena, tengo feeling con él, pero es que eso es intrascendente, pues lo que ha de primar es la relación profesional. Yo no puedo ser amigo de los cuatrocientos que trabajan en el Betis”, puntualizó.

Bosch quiso dar carpetazo al asunto asegurando que el tema de la revisión del contrato del entrenador, que renovó con Oliver unos días antes de que tomara posesión el nuevo consejo, “se hará cuando quiera él, pues será el propio Mel el que marque los plazos”.  Una vez se consume el ascenso, que puede ser la semana próxima, el asunto de la renovación de Mel quedará totalmente zanjado.

  • 1