Cultura

Botones, políticos, lectores y millonarios

Fiel a su cita anual, los Oscars calientan motores para ofrecer a medio mundo una noche de estrellas y mucho, mucho cine. El mayor evento cinematográfico del año cuenta este año con cinco claros protagonistas: Kate Winslet, Brad Pitt, Angelina Jolie, Mickey Rourke y la española Penélope Cruz.

el 15 sep 2009 / 23:01 h.

Fiel a su cita anual, los Oscars calientan motores para ofrecer a medio mundo una noche de estrellas y mucho, mucho cine. El mayor evento cinematográfico del año, en el que trabajan en la sombra centenares de operarios para vestir de largo al teatro Kodak y sus aledaños, cuenta este año con cinco claros protagonistas: Kate Winslet, Brad Pitt, Angelina Jolie, Mickey Rourke y la española Penélope Cruz.

Las quinielas apuntan a que este año será el de las sorpresas que los cinéfilos nos llevamos de cuando en cuando con los premios de más renombre dentro del mundo del cine. Sorpresas como las que se vivieron cuando Shakespeare enamorado o Crash se alzaron con la dorada estatuilla a la Mejor película y que esta noche terminará probablemente en manos de Slumdog millionaire. Sin ser nada del otro mundo (vale, es muy original en su narración, pero a la vez bastante previsible), la cinta de Boyle, con diez nominaciones, ha ido acaparando premios allí por donde ha pasado, y es la más firme competidora de las dos grandes películas del año, El curioso caso de Benjamin Button (con trece candidaturas) y El desafío: Frost contra Nixon (con cinco).

Las otras dos producciones que optan a llevarse el Oscar a la Mejor película a casa lograron meter la cabeza in extremis, dejando en el banquillo a filmes como El caballero oscuro, que es más que probable se lleve la correspondiente a Mejor actor secundario para el fallecido Heath Ledger, o Revolutionary road, la estupenda y ácida visión del matrimonio firmada por Sam Mendes que se ha tenido que conformar con tres nominaciones.

En lo que a intérpretes se refiere, las apuestas más firmes van encaminadas a que Mickey Rourke será proclamado Mejor actor (aunque Brad Pitt o Frank Langella lo merezcan más) mientras que Kate Winslet acariciará por fin la estatuilla después de haber estado nominada cinco veces. En cuanto a los secundarios, ya hemos comentado que Ledger tiene todas las de ganar, mientras que en actrices, si bien Penélope Cruz es el nombre más barajado como posible ganadora, no lo hace con mucha ventaja, siendo esta la categoría que más dudas plantea. Para película de habla no inglesa hay una clarísima favorita, que ha logrado desbancar a la francesa La clase: se trata de la israelí Vals con Bashir, una descarnada y magistral visión de los efectos de la guerra narrada en forma de dibujos animados.

Y son precisamente los dibujos los que cierran el repaso a unos premios que esta noche tendrán en vilo a muchos millones de telespectadores: en un año estupendo para la animación, las tres cintas nominadas serían dignas merecedoras de ganar el galardón, aunque será Wall-E, esa obra maestra de Pixar, la que, probablemente logre alzarse con el Oscar. Y para todo ello, Hollywood ha querido contar con un inesperado maestro de ceremonias, un guapo llamado Hugh Jackman que tomará el testigo de Billy Cristal o Whoopi Goldberg para hacer de esta una noche mágica y, sobre todo, lo más entretenida posible.

  • 1