miércoles, 24 abril 2019
23:31
, última actualización
Deportes

Brasil enseña a España cómo es Maracaná

Un estelar Neymar dirige un repaso en toda regla de los brasileños a la campeona del Mundo a un año del Mundial. La Roja sufre su peor derrota en este ciclo mágico y se queda sin el título que le faltaba.

el 01 jul 2013 / 01:56 h.

espana-brasil-19Brasil desconfiguró por completo a la campeona del mundo, asfixiada por un equipo orgulloso, que saltó a su campo de Maracaná con la intención de ganar algo más que un partido y una final de la Copa Confederaciones. Brasil quiere recuperar el prestigio que siempre tuvo, la jerarquía que ahora tiene España, envidiada en el planeta fútbol, comparada con aquella Brasil del 70 que maravilló y que quedó para siempre como referente de lo que debe y puede ser este deporte. Un equipo con hambre, con mucho orgullo, una aspirante al trono que arrolló con su intensidad a un equipo español desplazado de su fútbol de toque, sufriendo como no se había visto estos años. Las constantes pérdidas en tres cuartos de cancha, auspiciadas por un trabajo demoledor de Luiz Gustavo y Paulinho, y por el talentoso Óscar, convirtieron el mítico escenario de los sueños en una pesadilla, especialmente para Arbeloa, superado por Neymar y por el partido, justo desde el momento en que el azar torció para Brasil cuando Fred marcó desde el suelo aprovechando el balón muerto que quedó entre el lateral, Piqué y la indecisión de Casillas. El propio Óscar, en otro latigazo, pudo aumentar la ventaja poco después, como Fred, en un mano a mano ante Iker Casillas. Iker, entonces, sí fue Iker. espana-brasil-06España, que apenas tuvo algún disparo desde lejos, tuvo el empate en una combinación magnífica entre Torres y Mata, que puso el pase adelantado para Pedro, que superó a Julio César. Era gol... hasta que apareció David Luiz y la sacó arriba. Explotó Maracaná, que cantaba al central del Chelsea, como poco después lo hizo con Neymar, que volvió a castigar a Arbeloa y a España, poniendo un zurdazo imposible para Iker. Ya no estaba el lateral madridista cuando llegó el tercero al poco de la reanudación. De nuevo  varios balones divididos ganados por deseo y presión de los brasileño, un buen movimiento de Neymar, que la dejó pasar, y tiro cruzado de Fred ante Azpilicueta.  La campeona destrozada por una Brasil emergente, sin la estética que se le supone por genética, pero arrolladora. Sergio Ramos falló un penalti que hicieron a Jesús Navas, y que pudo al menos cerrar algo la herida. No fue así. Brasil siguió llegando y llegando, y dio un serio aviso a la campeona de Mundo y de Europa a un año vista del Mundial. El orgullo de la Roja ha quedado muy tocado. FICHA TÉCNICA Brasil: Julio Cesar - Dani Alves, Thiago Silva, David Luiz, Marcelo - Luiz Gustavo, Paulinho (Hernanes, 88') - Hulk (Jadson, 73'), Oscar, Neymar - Fred (Jo, 80'). DT: Luiz Felipe Scolari. España: Íker Casillas - Álvaro Arbeloa (César Azpilicueta, 46'), Gerard Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba - Sergio Busquets, Andrés Iniesta, Xavi Hernández - Pedro Rodríguez, Juan Mata (Jesús Navas, 52') - Fernando Torres (David Villa, 59'). DT: Vicente del Bosque. Goles: 1-0, m.2: Fred; 2-0, m.44: Neymar; 3-0, m.46: Fred. Árbitro: Bjorn Kuipers (Holanda). Amarillas a Arbeloa y Ramos. Expulsó a Piqué (67’). Incidencias: Final de la Copa de las Confederaciones. Estadio de Maracaná de Río de Janeiro. Lleno absoluto, con 79.000 espectadores.

  • 1