jueves, 13 diciembre 2018
03:51
, última actualización
Deportes

Brazadas que cambian el mundo

Cuatro andaluzas, entre ellas las sevillanas María Pujol y Mónica Gómez, cruzan hoy el Estrecho para apoyar dos proyectos solidarios.

el 13 nov 2014 / 10:45 h.

maria pujol A las 11 de esta mañana se lanzarán al agua en el Puerto de Tarifa (Cádiz) cuatro mujeres, cuatro deportistas andaluzas dispuestas a ganarle el pulso a las corrientes del Estrecho de Gibraltar. Un gran reto deportivo con una motivación solidaria. Será un combate de varias horas en uno de los rincones más bellos del mundo, marcado en contraste por la tragedia de las miles de personas que se han dejado allí la vida persiguiendo una oportunidad en un mundo que dista sólo 14 kilómetros pero que separa a las personas en años luz. Las sevillanas María Pujol y Mónica Gómez, la gaditana Fátima Souissi y la granadina María Principal quieren ganar la orilla de África, tras unos 20 kilómetros de natación, para apoyar la recaudación de fondos para dos proyectos que pretenden paliar las necesidades de los más desfavorecidos: la construcción de una escuela en la India, junto a la Fundación Vicente Ferrer, y un banco de alimentos destinado al pueblo saharaui. Es la primera vez que cuatro mujeres cruzan juntas el Estrecho de Gibraltar a nado. “Es uno de nuestros sueños. La primera persona que cruzó a nado el Estrecho fue una mujer, así que esto también es una forma de demostrar que nosotras las mujeres podemos con todo”, explicaba ayer Miriam Gómez, campeona de España y de Andalucía en categoría de veteranos, y que tiene en su currículum varias exitosas travesías a nado a lo largo del mundo. “Entre todos podemos conseguir un mundo mejor si cada uno pone su granito de arena”, exponía María Pujol,  campeona de España de triatlón y que lleva adelante el proyecto Nosotras Sí, que conecta el deporte, la mujer y la solidaridad. El reto lo inició el año pasado la asociación cordobesa  Rumbo Solidario, que tiene como objetivo contribuir con el deporte a acabar con la pobreza en el mundo. La recaudación de fondos se realiza a través de la plataforma www.migranodearena.org. En 2013, ocho nadadores cordobeses atacaron con éxito este desafío. Uno de ellos fue Rafael Carmona, delegado en Andalucía, Extremadura y Canarias de la Fundación Vicente Ferrer. “Fue una experiencia increíble, porque sabes que miles de niños van nadando contigo, y estas grandes deportistas consiguen no solo que haya una noticia buena y positiva en el Estrecho, donde mueren tantas personas, sino que ayudan a concienciar que el deporte cambia la vida de las personas con estas acciones solidarias”, dijo. Los muchos calderones y delfines que hay en estas aguas llegan a nadar junto a los deportistas, que incluso pueden ver las ballenas que viajan de Mediterráneo al Atlántico y viceversa.

  • 1