martes, 18 diciembre 2018
00:31
, última actualización
Local

Bretón compró un potente sedante que los agentes no han hallado aún

Juez y Policía Nacional tienen constancia de que adquirió lorazepam, que se prescribe para ansiedad. La familia Ortiz sabía que retiró 3.000 euros el día antes de la desaparición de los pequeños.

el 18 nov 2011 / 22:23 h.

TAGS:

A medida que avanza la investigación sobre la desaparición de los pequeños Ruth y José, los pocos detalles que trascienden no hacen sino añadir más misterio al caso, en lugar de esclarecerlo. Según consta en la investigación que desarrollan el juzgado de Instrucción número 4 de Córdoba y los agentes del Cuerpo Nacional de Policía, José Bretón, el padre de los niños --que cumple prisión cautelar por detención ilegal y simulación de delito-- había comprado un fuerte sedante.

Este diario ha sabido que el equipo investigador tiene constancia de que Bretón adquirió en Córdoba en una farmacia un medicamento que se prescribe para los casos de ansiedad y nerviosismo. Se trata de un sedante muy potente basado en el lorazepam, ansiolítico, amnésico, sedante e hipnótico y anticonvulsivo.
Teniendo comprobada la compra del medicamento, los investigadores centraron una de sus pesquisas en el hallazgo del fármaco, paralelamente a la búsqueda de los niños, ya que la investigación siempre ha tenido a Bretón en el eje de sus sospechas.

Sin embargo, y pese a los numerosos registros policiales --especialmente en la finca de los abuelos paternos en Las Quemadas Altas--, lo cierto es que no ha habido rastro de estos medicamentos, han desaparecido, algo que ha levantado sospechas.

Del descubrimiento de esta circunstancia se han desprendido varias hipótesis. Por un lado, con Bretón como principal sospechoso, estos medicamentos podrían haber sido utilizados en los propios pequeños con el fin de sedarlos, o bien para el consumo propio. En este sentido, y teniendo en cuenta la segunda opción, guardaría relación con las palabras pronunciadas por el abogado, José María Sánchez de Puerta, que llegó a apuntar un supuesto "trastorno bipolar" de su cliente, que no ha sido diagnosticado. Además, recientemente el juez ha encargado tres informes periciales sobre Bretón.

De otra parte, la familia materna de los niños desaparecidos, los Ortiz, tenía conocimiento de que Bretón retiró de su cuenta corriente 3.000 euros el día anterior a que los perdiera el 8 de octubre en el parque Cruz Conde de la capital cordobesa. Como adelantó en exclusiva Diario CÓRDOBA, Bretón efectuó un reintegro en la sucursal de una caja de ahorros del centro de Córdoba en la que trabaja si hermana Catalina. La portavoz de la familia materna, Esther Chaves, reconoció ayer que sabía de esta operación bancaria, pero recuerda que "la investigación se encuentra bajo secreto de sumario", mientras que el abogado afirma que "es totalmente incierto y absolutamente falso" que su cliente retirara los 3.000 euros, pero matiza que "unos días antes él sacó una cantidad muy inferior a eso, pero porque tenía que hacer unos pagos que ya estaban confirmados".

 

 

 

La pareja estaba barajando la posibilidad de una reconciliación

José Bretón y Ruth Ortiz "se estaban dando un tiempo y Ruth estaba pensando si reconciliarse o no" el fin de semana en el que desaparecieron los niños, según ha señalado la portavoz de la familia materna, Esther Chaves, que ha recordado que la pareja "ni siquiera tenía en marcha los trámites judiciales" para formalizar legalmente su separación. Chaves ha detallado que el día antes de la desaparición de los menores Bretón "envió un ramo de flores y una carta" a Ruth Ortiz. La portavoz no ha querido desvelar el contenido de la carta.

Cabe recordar que en el plano policial la investigación corresponde a un equipo de quince especialistas a las órdenes del comisario Serafín Castro, jefe de la Unidad de Delincuencia Especializada de Violencia (UDEV). Por otra parte, a las 17.00 horas del 26 de noviembre saldrá del bulevar del Gran Capitán la marcha silenciosa en demanda de la vuelta a casa de Ruth y José, que acabará en el parque Cruz Conde, lugar en el que desaparecieron los pequeños. Para más información se puede acudir a la web www.ruthyjose.com y a los eventos Facebook.

Esta marcha se había programado para el domingo 27, pero se adelantó para que no coincidiera con el Día Internacional contra la Violencia de Género. Coincidiendo con la marcha solidaria se ha preparado una ciberconcentración en la red social antes mencionada. Para sumarse a esta concentración se aconseja cambiar la foto de perfil por la vela blanca con el lazo verde. En este ámbito, cabe destacar que las compañeras de la clínica veterinaria donde trabaja Ruth Ortiz en Huelva se han sumado a la causa y han acordado concentrarse todas las semanas (los jueves por la tarde) en la plaza de las Monjas hasta que los niños aparezcan.

  • 1