martes, 26 marzo 2019
14:41
, última actualización
Local

Brindis a los pies de la Giralda

La toma de posesión de Barack Obama no pasó de largo en Sevilla, sino todo lo contrario. Decenas de norteamericanos se reunieron ayer en un pub irlandés a los pies de la Giralda para, juntos, seguir por televisión "uno de los momentos más importantes de la historía de Estados Unidos". Foto: J.M.Cabello.

el 15 sep 2009 / 21:29 h.

TAGS:

La toma de posesión de Barack Obama no pasó de largo en Sevilla, sino todo lo contrario. Decenas de norteamericanos se reunieron ayer en un pub irlandés a los pies de la Giralda para, juntos, seguir por televisión "uno de los momentos más importantes de la historía de Estados Unidos", como señaló Mery Zuti, una bostoniana que junto a unos amigos celebraba con cerveza y palomitas la llegada de un presidente negro a la Casa Blanca.

"Para nosotros es muy importante este día. Yo, que en los años 60 era joven, luché y trabajé mucho a favor de los derechos humanos y de las personas de color. Estoy extremadamente feliz". Según declaró, hace varias décadas era "prácticamente imposible" que llegara un día como el de ayer, y calificó al nuevo presidente como un hombre "muy sensato". Zuti, que dos veces al año suele viajar a Sevilla "por puro placer", ironizó sobre el presidente saliente, George W. Bush. "Yo vengo a Andalucía de turismo pero durante los ocho años de su mandato me planteé comprar aquí un apartamento y establecerme definitivamente", comentó mientras se despedía vociferando "¡alegría y cerveza!".

El pub, decorado para la ocasión con carteles de Obama y globos con los colores de la enseña norteamericana, dispuso todas sus pantallas de televisión para seguir en directo la toma de posesión. A la vez que la Sky News mostraba planos con las miles de personas que se dieron cita en Washington, el ambiente se iba caldeando, comenzaban los primeros vítores, los brindis con cervezas de medio litro y los gritos de ¡Obama, Obama! y ¡Yes, we can! Eso hacían tres jóvenes de San Luis que llevan un par de meses en Sevilla estudiando español. Desde el barrio de la Macarena se desplazaron para estar junto a sus paisanos en lo que Linsdsay Darbin definió como "un día grande". "Estamos aquí las tres amigas con mucha emoción. Ha sido la primera vez que hemos votado, por supuesto que a Obama, porque nuestro país necesitaba un cambio importante y está cerveza va por él". Sus amigas, Amy Follman y Emily Brown, también se mostraron muy felices por el día que estaban viviendo, y aprovecharon que tenían "pocos deberes que hacer" para pasarse una tarde de tertulia pegada a la televisión.

Recién llegado a Sevilla estaba Bryan Suerthn, al que sólo una semana en la ciudad le ha bastado para chapurrear algo de castellano y conocer el pub de la calle Alemanes, referencia en la capital andaluza para los extranjeros. Al igual que sus compañeros de barra y país, definió la toma de posesión del primer presidente afroamericano como "algo muy grande" porque su país está necesitado de "algo diferente" después de que con Bush "las cosas empeoraran mucho". "Ahora necesitamos este nuevo sentimiento de que todos podemos trabajar juntos y mejorar el país". Él también añoró estar en su país durante el día de ayer aunque parecía que dentro del local había "un pequeño trocito de América", y confesó que en el caso de haber estado en Estados Unidos, "no habría dudado ni un momento", en arrancar su coche con sus amigos y hacer un viaje "de más de un día de carretera" para estar presente en Washington y ver "un día histórico para América".

  • 1