lunes, 10 diciembre 2018
18:01
, última actualización
Deportes

Bruno da el susto a la pareja más sólida del Betis

El tinerfeño, que cumple una vuelta desde su debut, y Jordi son indiscutibles desde hace ya quince jornadas.

el 04 feb 2015 / 10:49 h.

Bruno y Jordi flanquean a Adán antes del Beis-Tenerife / Foto: Manuel Gómez Bruno y Jordi flanquean a Adán antes del Beis-Tenerife / Foto: Manuel Gómez El Betis amaneció ayer con una noticia inquietante como mínimo: Bruno faltó al entrenamiento por culpa de una contractura en el isquiotibial izquierdo. Las lesiones musculares son traicioneras y delicadas, como sabe cualquier profesional relacionado con el fútbol de élite, y el central canario pasa por ser el mejor defensa del conjunto verdiblanco desde hace tiempo. Su ausencia en la segunda sesión de una semana que concluirá con otro importante envite, ante la Ponferradina en el Villamarín, era por tanto motivo de preocupación para todo aquel afín al Betis, empezando por Pepe Mel y siguiendo por Jordi Figueras, su compañero de zaga desde hace varios meses. La noticia, sin embargo, no va a pasar del susto, al menos si es veraz lo que dijo el protagonista poco después de trabajar con el recuperador, Fran Molano, en la ciudad deportiva. “Sólo eran unas pequeñas molestias. Como el entrenamiento era un poco más exigente, hemos decidido estar en el gimnasio y esta tarde iré a tratarme de nuevo con los fisioterapeutas. Mi baja era para evitar riesgos porque era una sesión más física que otra cosa. El jueves volveré con el equipo con total normalidad”, comentó. Sería un mal momento para que se rompiese esa pareja tan estable compuesta por Bruno y Jordi. Habría sido peor antes, se supone, cuando había menos recambios y sólo estaba Caro, con todos los respetos para el chaval del filial. Ahora hay otro posible sustituto, Héctor Rodas, pero no existe ninguna duda de que los titulares indiscutibles, porque se lo han ganado, son el tinerfeño y el leridano. Bruno y Jordi son los dueños del eje de la zaga del Betis desde hace quince jornadas. Su emparejamiento comenzó en la 9ª, en Leganés, gracias a la expulsión de Perquis en el choque anterior, contra Las Palmas. El entonces suplente Bruno aprovechó la oportunidad y a partir de ahí ya no ha habido discusión sobre la propiedad del puesto de acompañante de Jordi, es el más titular de todos desde el principio de la temporada. En todo este tramo, que comprende seis partidos con Julio Velázquez, los cuatro de Juan Merino y cinco con Pepe Mel, la pareja de moda sólo se rompió una vez, precisamente en el adiós del primer técnico, frente al Alavés en la 14ª jornada. Ese día jugaron Bruno y N’Diaye porque Jordi, que había visto la quinta tarjeta amarilla del curso en Zaragoza, estaba de baja por sanción. Al margen de ese paréntesis, Bruno y Jordi han disputado juntos cada uno de los minutos del resto de encuentros, catorce en total. Antes coincidieron sólo durante esos veinte minutos del partido contra Las Palmas que se perdió Perquis. Quitando ese rato, el balance del Betis con su pareja defensiva titular es de nueve victorias, dos empates y tres derrotas en esos 14 partidos en los que ambos formaron parte del once. El equipo, además, encajó 14 goles, a un ritmo de uno por encuentro. El promedio es discreto, pero se convierte en excelente si sólo se analiza la etapa post Velázquez: sólo dos tantos en contra en nueve partidos, lo que significa que el Betis recibe uno cada cuatro jornadas. El inconveniente muscular de Bruno, que puede poner en peligro su participación en el duelo contra la Ponferradina, coincide con la vuelta de competición que se cumple desde su debut como verdiblanco, obviamente en el campo del conjunto leonés. Aquella mañana, el tinerfeño entró tras el intermedio en sustitución de Jordi y cuajó su peor actuación de todas con el equipo de las trece barras. Eso lo condenó a regresar al banquillo. Cuando lo abandonó, aprovechó a lo grande su segunda oportunidad. En el caso de Jordi, su presencia en el once ha sido una constante a lo largo de la temporada. De hecho, es el tercer futbolista con más minutos deLiga de toda la plantilla (1.935), sólo por detrás de Adán (2.070) y Rubén Castro (2.065). Lo único que se ha perdido fue la segunda parte en Ponferrada y ese choque ante el Alavés. Parece evidente que el futbolista más criticado en el descenso de la campaña pasada ha invertido la tendencia de forma radical y ahora mismo, quién lo habría lo dicho, es indiscutible.

  • 1