jueves, 25 abril 2019
23:17
, última actualización
Local

Brusca bajada del termómetro que volverá a subir mañana

Meteorología prevé temperaturas suaves, tras un mes de julio menos caluroso que el pasado año

el 01 ago 2011 / 19:19 h.

TAGS:

Las altas temperaturas del verano darán un respiro durante los próximos días. No será un periodo extenso, pero según anunciaron ayer desde la Agencia Estatal de Meteorología el mes de agosto comenzará en Sevilla con un ligero descenso térmico, que traerá valores algo más suaves en las horas centrales del día y noches más frescas, en las que resultará mucho más sencillo poder conciliar el sueño.


Esta ligera bajada de las temperaturas comenzará a ser apreciable a partir de hoy. La máxima para hoy martes se sitúa en 32 grados -cuatro menos que los que se registraron ayer-, mientras que la temperatura mínima no superará los 20 grados. Los cielos amanecerán entoldados, con intervalos de nubes y grandes claros, aunque a diferencia de ayer no existirá riesgo de precipitaciones. Ya de cara al mediodía, el sol ganará la partida y los cielos estarán completamente despejados. Desaparecerán las nubes y también las fuertes rachas de viento que se registraron ayer.


Para el resto de la semana, la Aemet anuncia una situación similar, aunque con un ligero ascenso de las temperaturas. Eso sí, en ningún momento los valores máximos llegarán a superar la barrera de los 40 grados. El miércoles los termómetros oscilarán entre los 35 grados de máxima y los 20 de mínima. De cara el jueves, los valores máximos volverán a subir ligeramente hasta situarse en los 37 grados, en lo que será la temperatura más alta de estos primeros días de agosto. Ya para el viernes, descenderá hasta los 36 grados. Será la jornada en la que se registre la mínima más alta, con 22 grados, aunque aún tres por debajo de la temida barrera del sueño.


Durante el fin de semana, la situación térmica se mantendrá en valores similares a los de estos días, aunque sí podrían aparecer algunas nubes sin importancia. La tendencia que se observa desde la Aemet para el resto del mes de agosto prevé que regresen las altas temperaturas habituales de cada verano, que en un principio no sobrepasarán los valores medios. El riesgo de precipitaciones será mínimo.


Julio, cálido. A pesar de que las previsiones anunciaban que este verano sería uno de los más calurosos de los últimos años, los datos recogidos hasta ahora por la Aemet difieren del contenido inicial de este anuncio. Así, el balance del mes de julio en Sevilla ha arrojado unos valores térmicos cercanos a lo habitual y sensiblemente inferiores a los del pasado año, donde la temperatura media -obtenida de la suma de las máximas y mínimas de cada día- alcanzó los 30,3 grados, en lo que fue el julio más caluroso de los últimos 59 años.


En relación a 2011, los datos recogidos en la estación del Aeropuerto de San Pablo han situado la temperatura media de la ciudad en unos 28,4 grados, casi dos menos de los recogidos durante el año pasado. Aunque la cifra es inferior a la de 2010, la Aemet ha calificado julio como un mes cálido, ya que la temperatura ha estado un grado por encima del valor medio de la ciudad. Los resultados obtenidos en Sevilla han sido muy similares a los del resto de la región, salvo en Málaga, con un mes de julio muy caluroso, y en Jaén, única ciudad donde los termómetros han descendido -un grado- con respecto al valor medio.


Por encima de pequeñas oscilaciones térmicas, desde la Aemet se considera que julio se desarrolló en Sevilla dentro de los valores habituales, con unas temperaturas cálidas y precipitaciones escasas. Con respecto a los niveles de lluvia, el total registrado en la ciudad ha sido mínimo, calificándolo como "muy seco".

  • 1