Local

Bruselas califica el accidente de Fukushima de "apocalipsis" y dice que la planta "está fuera de control"

el 15 mar 2011 / 19:51 h.

TAGS:

Cobertura en directo en la televisión japonesa

 

El comisario de Energía, Günther Oettinger, ha calificado este martes de "apocalipsis" el accidente en la central nuclear de Fukushima provocado por el terremoto que afectó a Japón el pasado viernes y ha asegurado que "casi todo está fuera de control" en esa planta.

"Se ha hablado de apocalipsis y yo creo que esta palabra está particularmente bien elegida", ha dicho Oettinger en una comparecencia ante la comisión de Energía de la Eurocámara. El comisario se ha declarado "muy preocupado" por lo que está ocurriendo en las últimas horas en la central de Fukushima por considerar que "casi todo está fuera de control".

"Espero que no ocurra lo peor, pero no podemos excluir que ocurra lo peor en las próximas horas y días", ha avisado el comisario de Energía.

Oettinger ha insistido que, aunque Japón cuenta con "excelentes ingenieros" y "tecnología punta", ya no puede garantizar el control y la seguridad operativa de la central.

La Comisión está en permanente contacto con la Agencia Internacional de la Energía, su delegación en Tokio y con "todas las fuentes de información posible" para seguir la situación, según ha dicho el comisario de Energía.

Además, ha anunciado que el accidente nuclear en Japón y sus consecuencias se abordará en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE que se celebra los días 24 y 25 de marzo.

Tokio declara zona de exclusión aérea

Las principales compañías aéreas europeas y asiáticas han comenzado a tomar medidas para evitar sobrevolar Tokio, desviando sus aviones hacia el Sur, mientras crecen los temores a una contaminación nuclear a raíz de la nueva explosión que ha sacudido el reactor número dos de la central nuclear de Fukushima-1, causando daños en su cubierta.

El Gobierno japonés ya ha impuesto restricciones a su espacio aéreo y ha fijado una zona de exclusión aérea de un radio de 30 kilómetros sobre la central nuclear de Fukushima-1, ubicada en el noreste del país.

El grupo alemán Lufthansa desviará por seguridad sus vuelos a Tokio a Osaka y Nagoya, al menos hasta el fin de semana, aunque los aviones de la aerolínea que regresan de Tokio no ofrecen ningún síntoma de estar contaminado por radioactividad.

Por su parte, Air China ha anulado todos sus vuelos a Tokio desde Beijing y Shanghai, debido principalmente a la falta de capacidad operativa en algunos aeropuertos, mientras que Taiwan Airways anunció que cancelará los vuelos a Tokio y Sapporo hasta finales de marzo.

Algunas compañías aéreas han decidido limitar la presencia de su personal en la capital japonesa ante la preocupación a que el nivel de radioactividad siga incrementando.

Así, Air France-KLM ha trasladado a todo su personal de Tokio a Osaka, según informó el portavoz de KLM, Gedi Schrijver, a Reuters este martes.

Swiss International Air Lines ha incluido en sus operaciones una escala provisional en Hong Kong en su ruta a Tokio con el fin de acortar los tiempos de respuesta en la capital japonesa.

Otras, como British Airways, Virgin Atlantic y Finnair aún mantienen sus vuelos a los dos aeropuertos de la capital japonesa, Narita y Haneda.

Actualmente, los cinco principales operadores en Japón son Japan Airlines, con una cuota de mercado del 13,5%; Delta Air Lines, con un 9,2%; Korean Air (9,1%); el grupo ANA (8,8%) y Asiana Airlines (6%), según datos de la consultora Innovata.

Delta y American Airlines mantiene sus operaciones en Japón, mientras la Administración Federal de Aviación (FAA) de EE.UU. dijo este martes que está dispuesta a tomar medidas como el desvío de vuelos a Japón, si la crisis empeora.

  • 1