jueves, 21 marzo 2019
15:06
, última actualización
Economía

Bruselas insta a gastar 200.000 millones para relanzar la economía

Una reacción coordinada ante la crisis. Es lo que persigue la Comisión Europea (CE), que ayer propuso a los Veintisiete aunar esfuerzos y destinar un total de 200.000 millones de euros, equivalentes al 1,5% del PIB comunitario, a impulsar la economía. Bruselas quiere medidas de aplicación inmediata para recuperar la confianza. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 18:57 h.

Una reacción coordinada ante la crisis. Es lo que persigue la Comisión Europea (CE), que ayer propuso a los Veintisiete aunar esfuerzos y destinar un total de 200.000 millones de euros, equivalentes al 1,5% del PIB comunitario, a impulsar la economía. Bruselas quiere medidas de aplicación inmediata para recuperar la confianza de los consumidores e inversores en la economía europea y está convencida de que todos los Estados miembros darán su apoyo al plan en la cumbre de líderes que se celebrará los próximos 11 y 12 de diciembre.

No se trata de poner dinero nuevo sobre la mesa, sino de coordinar las iniciativas que ya están adoptando los Gobiernos y de ayudar, en lo posible, con el presupuesto comunitario.

Según la propuesta presentada ayer por el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, 170.000 millones deberán salir de los presupuestos nacionales (un gasto medio del 1,2% del PIB), mientras que las arcas comunitarias y el Banco Europeo de Inversiones (BEI) pondrán los 30.000 millones restantes.

Pero tanto Durao Barroso como el responsable de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, incidieron en que no todos los países pueden hacer el mismo esfuerzo, dado que su posición presupuestaria es muy diferente. Por eso, dejaron claro que el aumento del gasto en una cantidad equivalente al 1,2% del PIB nacional es una media para los Veintisiete, pero "algunos tendrán que hacer más y otros menos", según Durao Barroso.

También subrayaron que las iniciativas no tienen que ser las mismas en todos los países y ofrecieron, por eso, un catálogo de propuestas para, o bien aumentar el gasto, o bien recortar impuestos.

Entre las acciones con impacto presupuestario, plantearon aumentar las prestaciones a los desempleados o a los hogares con ingresos más bajos, alargar el periodo de percepción del subsidio de paro e impulsar la inversión pública en infraestructuras y para reducir las emisiones contaminantes. También sugirió ofrecer avales para acceder a créditos e incentivos, por ejemplo, para aumentar la eficiencia energética.

En cuanto a las medidas que conllevan caída de la recaudación, propuso reducir las contribuciones sociales que pagan los empresarios y reducir la imposición sobre las rentas del trabajo. Apuntó también a rebajas temporales del IVA -como la adoptada en el Reino Unido, de 2,5 puntos-, para impulsar el consumo.

Lo que resulta fundamental, en cualquier caso, es la coordinación de las distintas medidas para lograr el máximo beneficio, en términos de crecimiento y creación de empleo, para la economía europea y evitar que la política aplicada por un país acabe perjudicando a otro. Sin coordinación de los esfuerzos nacionales, advirtió Almunia, "uno y uno pueden no sumar dos e incluso pueden dar como resultado cero".

Preguntado por la resistencia de Alemania de ir más allá del 1% del PIB en su plan de estímulo, el presidente de la Comisión se mostró convencido de que todos los Estados miembros acabarán aceptando la propuesta de Bruselas porque así lo exige la situación económica. En todo caso, resaltó que un impulso inferior al 1% no sería suficiente para reactivar la economía.

Respecto al previsible aumento del déficit público que conllevará la puesta en práctica del plan, la CE aclaró que el Pacto de Estabilidad (que fija el 3% del PIB como límite para el déficit) "sigue plenamente vigente". "No hace falta más flexibilidad", señaló Durao Barroso, quien recordó, no obstante, que afrontamos "circunstancias excepcionales". Por eso, Bruselas está dispuesta a aceptar desviaciones limitadas y transitorias del déficit que, según Almunia, quiere decir "algunas décimas más, no muchas" y durante "un año, no varios".

  • 1