martes, 19 febrero 2019
19:26
, última actualización
Economía

Bruselas pide más sacrificios a España y ‘atacar’ a las pensiones

El plan del Gobierno supone un ahorro del 1% del PIB; la CE quiere el 0,75% más

el 15 jun 2010 / 16:54 h.

El comisario Olli Rehn y la ministra Elena Salgado, en una reunión del Ecofín en mayo.

La Comisión Europea avaló ayer el plan de ajuste aprobado por España para reducir el déficit público este año, pero pidió al Gobierno que concrete en los Presupuestos de 2011 nuevas medidas de recorte del gasto equivalente al 1,75% del PIB para lograr el objetivo de rebajar el déficit hasta el 6% en 2011. Con las iniciativas puestas en marcha por el Ejecutivo español se cubre el 1%, con lo que le queda por hacer otro esfuerzo adicional para lograr el 0,75% del PIB restante.

El Ejecutivo comunitario publicó su evaluación detallada del plan de ajuste español, con la conclusión de que los objetivos de déficit que se ha fijado el Gobierno (9,3% del PIB en 2010 y 6% en 2011) son "adecuadamente ambiciosos e implican una consolidación fiscal sustancial".

"Para 2010, no se necesitarán medidas adicionales", remarcó, pero los planes anunciados hasta ahora para alcanzar el 6% en 2011 se quedan cortos y "podrían no ser suficientes", alertó la Comisión, que se basa en sus proyecciones económicas y en el impacto que el ajuste tendrá sobre el crecimiento.

Por ello, reclamó a España nuevas medidas de contención del gasto por valor del 1,75% del PIB. Parte de esta consolidación se logrará con el techo de gasto anunciado por el Gobierno el pasado 28 de mayo (122.000 millones), que supondrá una reducción del déficit del 1%. "No obstante, las medidas individuales para lograr este objetivo todavía deben especificarse", avisó Bruselas.

Pero, más allá, España deberá "sustanciar" nuevas medidas por valor del 0,75% del PIB, explicó el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn. Unas medidas que, a juicio de Bruselas, deben centrarse más en recortes de gasto que en subidas de impuestos. "Aunque las necesidades de consolidación de España son tales que deben incluirse tanto medidas por el lado de los ingresos como de los gastos, sería recomendable que las medidas adicionales se centren en recortes de gastos" porque resultan más eficaces a medio plazo, afirmó la Comisión Europea, que advirtió de que "esta evaluación debe considerarse como una orientación temprana para el presupuesto del próximo año".

La valoración del Gobierno llegó del secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, que aseguró que la CE manifestó "claramente su apoyo" al plan español y que sólo ha pedido que concrete las medidas en el Presupuesto de 2011, tanto en el central como en los autonómicos. "Es una buena noticia", señaló.

Campa explicó que el 1% de la concreción del 1,75% que reclama Bruselas está incluido en el techo de gasto aprobado y corresponde, por tanto, a la Administración central. El 0,75% restante tendrá que detallarse en los presupuestos de las comunidades, que ayer se reunieron con el Gobierno en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera para marcar la senda de su reducción del déficit.

Será en septiembre, con la presentación del Presupuesto, cuando se detallen las actuaciones, explicó, aunque recordó que el Gobierno ya ha planteado las vías por las que irían, como la reducción de la tasa de reposición del empleo público o los ajustes en la inversión pública.

Pero Bruselas reclamó a España también que acelere la reforma laboral y de las pensiones porque ésta "puede conducir a un mayor crecimiento del empleo, que podría reducir el actual alto nivel de ahorro y acelerar el consumo privado", reza el informe.

"Hace tiempo que se discute una ambiciosa reforma de las pensiones. Sería recomendable anunciar los detalles sin demora" pues "puede contribuir de forma decisiva a la consolidación fiscal sin costes a corto plazo para el crecimiento", insistió.

El Ejecutivo comunitario reclamó reformas en el sector servicios, en las industrias de red y en el sector energético. Y pidió trabajar para estabilizar en 2013 el nivel de deuda, que en 2011 superará el 70% del PIB.

La Comisión alertó además de que serán necesarios "esfuerzos adicionales" en 2012 y 2013 para volver a situar el déficit por debajo del 3% que exige la UE.
No obstante, recomendó no seguir adelante con el procedimiento sancionador abierto contra España por déficit excesivo al considerar que, de momento, ha adoptado las medidas necesarias para corregirlo. Y para el resto de países inmersos en este procedimiento -Portugal, Irlanda, Italia, Bélgica, República Checa, Alemania, Francia, Holanda, Austria, Eslovenia y Eslovaquia- también estimó que han tomado "acciones efectivas para reducir" el desajuste de sus cuentas públicas.

  • 1