miércoles, 14 noviembre 2018
13:01
, última actualización
Economía

Bruselas propone cárcel para los banqueros que cometan "abusos"

La mayoría de los Estados miembros, entre ellos España, ya contemplan estas sanciones en sus legislaciones nacionales.

el 17 oct 2011 / 17:34 h.

La idea es que los que han provocado la crisis no se vayan de rositas a partir de ahora, aunque habrá que ver si finalmente las propuestas que lanza al aire Bruselas se convierten en realidad. La Comisión Europea propondrá esta semana una norma para obligar a todos los Estados miembros a que castiguen con sanciones penales, incluidas penas de cárcel, a los banqueros que incurran en comportamientos delictivos graves, en concreto, el abuso de información privilegiada y la manipulación de mercado.

La directiva tendrá un impacto limitado puesto que la mayoría de los miembros, entre ellos España, ya prevé en sus respectivas legislaciones nacionales sanciones penales para este tipo de comportamientos, según explicaron fuentes comunitarias.

Bulgaria es el único país de la Unión Europea que no castiga ni el abuso de información privilegiada ni la manipulación de mercado, mientras que Austria, Eslovaquia, República Checa, Estonia, Finlandia y Eslovenia no han tipificado penalmente alguno de los dos delitos.

La propuesta de Bruselas exigirá que todos los Estados miembros castiguen estos comportamientos, pero no fijará ninguna pena mínima, según un alto funcionario de la UE.

El presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, justificó sus planes alegando que "algunos de los comportamientos que hemos visto en el sector financiero fueron completamente irresponsables y a veces de naturaleza criminal".

Proponer estas sanciones "tiene sentido porque tienen que ver con el mercado y hay uno interior en Europa; por tanto, tienen que ser iguales en todo el continente", explicó Durao Barroso en rueda de prensa tras participar en una cumbre social tripartita con patronal y sindicatos europeos.

Barroso anunció por primera vez su propuesta hace dos semanas durante una entrevista concedida a YouTube y Euronews en respuesta a un internauta español que le preguntaba por los abusos en las indemnizaciones de los directivos de las cajas de ahorros españolas.

Indignados. Por otro lado, la Unión Europea calificó de "legítimas" las preocupaciones expresadas por los ciudadanos que se manifestaron durante el fin de semana en todo el mundo contra los planes de ajuste y los excesos de los bancos, pero insistió en que los recortes aplicados en la mayoría de países de los Estados miembros son "indispensables" para salir de la crisis y garantizar la supervivencia del modelo social europeo.

"Las preocupaciones de esos jóvenes sobre el crecimiento y el empleo son totalmente legítimas. Pero nuestra responsabilidad es afrontar este periodo impopular para salvaguardar un futuro mejor", dijo el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

"Entendemos que las medidas adoptadas en muchos países no son populares. Pero son indispensables para salvaguardar el futuro", sostuvo.

"La austeridad o las medidas restrictivas son necesarias para restaurar los equilibrios fundamentales de la economía", insistió el presidente del Consejo Europeo.

En todo caso, Van Rompuy defendió que los recortes se adopten "siempre que sea posible sin crear nueva pobreza y con una distribución justa de los esfuerzos". "A este respecto, la contribución del sector financiero puede jugar un papel importante", apuntó.

"Entiendo muy bien la frustración y la indignación de tanta gente en nuestras sociedades, en Europa y más allá", explicó por su parte José Manuel Durao Barroso. A su juicio, este "movimiento mundial" es "el resultado de lo que ha ocurrido en el sector financiero".

"Algunos de los comportamientos que hemos visto en el sector financiero fueron completamente irresponsables y a veces de naturaleza criminal", criticó.

Por ello, reclamó a los bancos que respeten "los estándares éticos" y que hagan "una contribución más justa al bien común" con iniciativas como la tasa a las transacciones financieras.

No obstante, insistió en que "sería irresponsable no seguir con la consolidación fiscal en la mayoría de nuestros Estados miembros, porque parte del problema es el resultado de estos desequilibrios en términos de deuda y competitividad".

Además, el Gobierno español mantuvo ayer que los planes para una eventual recapitalización bancaria en el seno de la UE los decidirán los propios ejecutivos comunitarios, previsiblemente en la reunión del Consejo Europeo del próximo 23 de octubre, y no incluyendo los nuevos requisitos de capital, ya que la Autoridad Bancaria Europea (EBA), por sus siglas en inglés) sólo puede hacer una propuesta y no tomar decisiones ejecutivas.

  • 1