Economía

Bruselas sentencia: España no es Portugal

Gobierno, oposición, sindicatos y patronal marcan también distancias con el país vecino

el 07 abr 2011 / 20:06 h.

Todos, Gobierno, oposición, sindicatos, patronal, UE y analistas de distinto signo, salieron ayer a la palestra para defender que España se encuentra en mejor situación que Portugal y que su economía es más sólida que la del país luso. Así, la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, insistió en que España no corre "ningún riesgo".

"Nosotros no estamos en este momento en ningún riesgo por el hecho de que Portugal solicite la ayuda financiera. Una vez que la solicita es cierto que hay garantías, y por tanto, es indudable que podrá a partir de ahora hacer frente a sus obligaciones con mayor tranquilidad", destacó.

En declaraciones a RNE, Salgado recalcó que la situación española dista de la portuguesa, al considerar que la economía nacional es "mucho más grande", "más diversificada" y "con más potencial". Asimismo, la titular de Economía remarcó que España ha estado acometiendo reformas a "un ritmo mayor" que Portugal. "Desde hace un año hemos incrementado el ajuste de nuestras cuentas públicas, y sobre todo, tenemos una historia de grandes crecimientos en los momentos buenos de nuestra economía y de superávit fiscal", subrayó.

En otra entrevista concedida a la Cadena SER, la ministra afirmó que está "absolutamente descartado" un posible contagio a la economía española. Además, resaltó que los mercados distinguen "desde hace tiempo" entre los dos países. "Nuestra economía es más diversificada, potente y mucho más competitiva y estamos haciendo reformas a un ritmo mayor", insistió.

En la misma línea se pronunció Bruselas. La Comisión Europea defendió ayer que España está "en el buen camino" para cumplir sus compromisos de reducción de déficit y pidió por ello que sea "juzgada por sus méritos" y no se establezcan "analogías ni especulaciones" con el caso de Portugal. "La economía española tiene retos importantes, pero a día de hoy, como ha dicho ya públicamente el comisario de Asuntos Económicos, Oli Rehn, cumple sus compromisos y por tanto no hacemos analogías ni especulamos con escenarios de ese tipo", aseguró el portavoz de Rehn, Amadeu Altafaj.

La portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, criticó que el Gobierno haya estado "vendiendo brotes verdes" cuando "se encendieron las luces rojas" debido a la petición de rescate de Portugal. No obstante, confió en que no se produzca un contagio, ya que, según dijo, la situación española y la del país vecino "son muy diferentes".

En este punto coincidió con el coordinador general de IU, Cayo Lara, quien de todos modos cree que el rescate "tiene que ser motivo de preocupación".

El secretario general de la UGT, Cándido Méndez, aseguró que no tendrá un "efecto arrastre" en España debido al acuerdo económico y social y en materia de pensiones alcanzado entre Gobierno, patronal y sindicatos. El presidente de la CEOE, Joan Rosell, por su lado, aseguró que el rescate no tiene que crear temores en la economía española porque es "incomparablemente mejor".

Los expertos, por su parte, señalaron que esta situación, lejos de suponer una amenaza para España, calmará a los mercados y reducirá la presión sobre el país.

Mientras tanto, Lisboa negociaba ayer con Bruselas los términos económicos del rescate, ya que la cifra solicitada por el país vecino podría ser más alta de la apuntada por el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Junker y llegar a los 90.000 millones.

  • 1