miércoles, 24 abril 2019
18:37
, última actualización
Local

Bryant despeja las dudas de los Lakers

Se impusieron a los Detroit Pistons por 106-93, con el liderazgo de un genial Kobe Bryant (40 puntos), repuesto de sus problemas musculares.

el 18 nov 2009 / 07:06 h.

TAGS:

Kobe Bryant intenta un lanzamiento contra los Pistons de Detroit.

Los Lakers de Los Ángeles estuvieron a punto de desperdiciar 28 puntos de renta, pero terminaron por imponerse a los Detroit Pistons por 106-93, con el liderazgo de un genial Kobe Bryant (40 puntos), repuesto de sus problemas musculares.

Bryant ha anotado 40 puntos o más en 100 partidos durante su carrera. Andrew Bynum contribuyó a la victoria con 17 tantos y 12 rebotes, en tanto que el base reserva Will Bynum fue el mejor de los Pistons, con 24 puntos y seis asistencias.

Los californianos llegaron a ir ganando por 81-53, pero permitieron que Detroit se acercase a siete (98-91) a falta de dos minutos.

Los Lakers venían de perder dos partidos seguidos y desde la llegada de Pau Gasol a la franquicia nunca han perdido tres encuentros consecutivos. Hoy, en el que pudo ser el último partido de baja para el español, no fue una excepción.

Joaquín Juan, fisioterapeuta personal del jugador, dijo a Efe que la presencia del 16 angelino para este jueves frente a los Chicago Bulls es "probable". "Si todo va bien y no hay contratiempos, jugará. Pero es decisión suya y del equipo", apuntó.

Un comienzo más frío de lo habitual para los locales, a lo que contribuyó que Bryant fallase sus cuatro primeros lanzamientos, permitió que el equipo de John Kuester llevara el timón en los primeros compases (12-19), gracias a un acertado e inspirado Ben Gordon.

Sin embargo la prematura lesión del base titular Rodney Stuckey influyó en la recuperación local. Los reservas de los Lakers apretaron más en defensa -la presencia de D.J. Mbenga se hizo notar- y un triple de Shannon Brown devolvió la ventaja a los californianos (21-20) poco antes del final del primer cuarto.

Los suplentes angelinos siguieron mostrando su mejor versión, especialmente Jordan Farmar, que quiso hacer olvidar su pésimo comienzo de temporada, y Brown, espectacular en los pocos minutos que disfruta en cancha.

Entre eso, que Bryant hizo lo que quiso con el novato sueco Jonas Jerebko delante y que Andrew Bynum decidió imponer su presencia bajo los aros, los Lakers se fueron al descanso con 57-42, tras un triple de Lamar Odom.

La sangría continuó en el tercer cuarto. Dos tiros libres de Bynum dieron a los Lakers una ventaja de 20 puntos (67-47, m.30), y esta vez, al contrario que en otras jornadas, los californianos no se contentaron con esa distancia. En vez de relajarse y dejarse llevar -como ocurriría a seis minutos para el final- los de Phil Jackson siguieron mordiendo.

La renta se disparó hasta los 28 puntos (81-53). Y en esas llegó la jugada de la noche. Una entrada a canasta con rectificado en el aire de Bryant, que anotó de espaldas y sin mirar al aro. El Staples Center se vino abajo y ahí acabó prácticamente el partido, si no fuera por algunos destellos que volvieron a levantar al público de sus butacas.

Fue el caso de un tapón, ilegal para los árbitros, de Mbenga a escasos segundos para alcanzar el último periodo (88-63), o el mate anulado a Brown por pasos.

A pesar de lo abultado del marcador, los Pistons no cesaron en su empeño y soñaron con la remontada (98-91, m.46), pero cinco puntos consecutivos de Brown cortaron de cuajo las ilusiones de Detroit.

De esta forma Phil Jackson se convierte en el quinto entrenador con más victorias en la historia de la Liga (1.049), al sobrepasar a Larry Brown.

  • 1