Burguillos, Carrión de los Céspedes y Huévar piden el rescate al Gobierno

Estos ayuntamiento estiman que la medida les ayudará para saldar deudas. El Coronil presenta asimismo alegaciones por no poderse acoger al decreto de Hacienda.

el 24 ago 2013 / 21:48 h.

Pancarta en Los Palacios contra la asfixia municipal Concentración contra el austericidio en Los Palacios Burguillos, Carrión de los Céspedes y Huévar del Aljarafe, tres de los municipios con más problemas económicos de la provincia de Sevilla, han decidido acogerse al plan de rescate aprobado en julio por el Gobierno central,  destinado a los 536 ayuntamientos más asfixiados económicamente de España, lo que les permitirá hacer frente a las deudas que tienen pendientes y que en su actual situación económica les es imposible saldar. Los alcaldes de estos tres consistorios, cada uno de un signo político distinto –PP, IU y PSOE– saben que tendrán que apretarse al máximo el cinturón, pero gracias a este decreto también podrán recibir anticipos de la participación de los tributos de Estado por hasta tres años, reducir o suspender temporalmente la retención de la participación de los ingresos del Estado (PIE), fraccionar deudas con Hacienda y la Seguridad Social y formalizar operaciones de endeudamiento. En contrapartida,  el Gobierno central les exige reducir gastos de funcionamiento, financiar íntegramente el coste de los servicios públicos con  tasas, no aprobar medidas que supongan un descenso de la recaudación y no crear organismos nuevos. El alcalde de Burguillos, el popular Domingo Delgado, hace varios meses hizo un llamamiento desesperado reclamando ayuda porque la situación de su municipio es inviable al tener una deuda de “70 millones de euros heredada de la antigua Corporación socialista”. Ante esta tesitura, todos los grupos políticos del  Ayuntamiento (PP, PSOE e IU) solicitaron el auxilio de la Diputación, la Junta de Andalucía y del Gobierno central. Pero, a día de hoy, según Delgado, el único que les ha tendido la mano es Madrid gracias a este decreto de rescate. El regidor recordó que se llegó a reunir con el vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, “quien se comprometió a pagarnos una subvención que nos debía la Junta, pero de momento seguimos esperando”. Delgado indicó que gracias a esta medida del Gobierno central  podrán recibir adelantos de la PIE y así cumplir las sentencias judiciales que obligan al Ayuntamiento a pagar las indemnizaciones y los salarios que se les adeuda a los 130 trabajadores de la sociedad municipal Burguillos Natural, que fueron despedidos en 2009. El regidor admitió que el 95% del dinero que debe el Consistorio corresponde a estos exempleados. En Carrión de los Céspedes el acogerse a este rescate servirá para  poder hacer frente a la deuda de 4,5 millones que tiene el Ayuntamiento, fundamentalmente con la Seguridad Social, “y la más difícil de enfocar”, según declaró el regidor, Ignacio Escañuela (IU), quien en varias ocasiones ha estado a punto de tirar la toalla por los problemas económicos que atraviesa su municipio. Incluso llegó a declarar que estaba decidido a entregar las llaves del Ayuntamiento en la Delegación del Gobierno. Escañuela, dada la situación de las arcas municipales, comentó que el planteamiento del  plan de rescate en líneas generales es bueno. Además, también le permitirá poder pagar a tiempo las nóminas a sus trabajadores. Actualmente adeuda una. El alcalde de Huévar del Aljarafe, el socialista Rafael Moreno, también dijo que se acogerá a este plan para poder abonar el sueldo a la plantilla –debe, según cada trabajador, entre dos y tres meses– y afrontar la deuda que tiene contraída con la Seguridad Social y Hacienda. Otro municipio que está en números rojos es Pilas, donde se adeuda el 80% de la nómina de julio a sus empleados, por ello, según manifestó su concejal de Hacienda, María Isabel Manzano (PSOE),  están valorando los pros y los contras de solicitar este plan de rescate del Gobierno central. Aclaró que todavía tienen tiempo para analizar a fondo el decreto y determinar si les interesa. Un Ayuntamiento que también tiene serios problemas de liquidez es El Coronil, pero, según su alcalde, Jerónimo Guerrero (PSOE), ellos no pueden acogerse a esta media de Hacienda, por lo que han alegado. “Parece que priman a los que hacen las cosas mal, nosotros  no debemos ni Hacienda, ni a la Seguridad Social, ni nóminas, porque, entre otras cosas, hemos bajado el 10% del sueldo a la plantilla y, sin embargo, por actuar con responsabilidad nos excluyen”, criticó Guerrero, quien aclaró que no sabe si las condiciones de solicitar el rescate interesarían a su Ayuntamiento, pero insistió en que por lo menos se les debería dar esta opción. En el lado opuesto se encuentra el Consistorio de Los Palacios y Villafranca, cuyo alcalde, Juan Manuel Valle (IU) ha llamado a la movilización de los vecinos para exigir a la Junta de Andalucía, la Diputación y el Gobierno central que echen una mano al Ayuntamiento para poder hacer frente a la deuda que tiene heredada de la anterior Corporación del PSOE que, según Valle, asciende a 100 millones de euros. Este alcalde rechaza el plan de rescate del Ejecutivo central por entender que obligaría a subir las tasas, aunque esta decisión de acogerse o no al decreto la debe adoptar el pleno, puesto que Gobierna con mayoría simple.

  • 1