domingo, 13 enero 2019
10:59
, última actualización
Local

Buscando iglesia a Juan Pablo II

A falta de un templo donde festejar su memoria, el párroco y los feligreses de la parroquia de la que es titular el Papa polaco se darán esta tarde cita en el monumento en su honor en la plaza Virgen de los Reyes para depositar unas flores

el 22 oct 2014 / 12:00 h.

iglesia-juan-pablo-IIFue erigida el 1 de septiembre de 2011  en memoria de quien el arzobispo Asenjo calificó en su día como «probablemente el Papa más grande en toda la historia de la Iglesia». Pero hasta el momento el único rastro del complejo parroquial de San Juan Pablo II que se levantará en el barrio de Montequinto, en Dos Hermanas, se reduce a la presencia de un cartel y una gran cruz enclavada en el centro de un solar de 2.800 metros cuadrados cedido a la Archidiócesis por el Ayuntamiento nazareno. El párroco de esta parroquia sin templo es Adrián Ríos, a la sazón delegado diocesano de Medios de Comunicación, quien hoy, solemnidad de San Juan Pablo II, festejará junto a sus feligreses la primera memoria litúrgica del Papa polaco ya como santo. La comunidad parroquial lo celebrará de una manera muy singular porque, al no disponer de templo, párroco y feligreses se darán cita a las seis de la tarde en la plaza de la Virgen de los Reyes para realizar una ofrenda floral ante el monumento a Karol Wojtyla que se levanta en dicha plaza a la que podrán sumarse todos los devotos del pontífice polaco. Previamente, a las cinco y media, rezarán las vísperas con las madres agustinas del vecino monasterio de la Encarnación, «que son las que custodian un poco a San Juan Pablo II». «Esperemos que se implique mucha gente en estas actividades, además del grupo parroquial», confía Adrián Ríos, quien todos los domingos celebra misa en la demarcación territorial de su parroquia gracias a que el Colegio concertado San Alberto Magno de Montequinto cede su salón de actos para acoger la eucaristía dominical, mientras que todos los demás servicios pastorales se prestan en la parroquia de San José de Calasanz, de la que ésta se ha desmembrado. Una enorme cruz se levanta en el centro de los terrenos donde se ubicará el templo. Una enorme cruz se levanta en el centro de los terrenos donde se ubicará el templo. Actualmente está en estudio el proyecto para la construcción del nuevo templo. Pero mientras llega ese momento, se va a proceder a la colocación de una caracola prefabricada en este solar, con capacidad para unas cien personas, que permitirá celebrar ya sobre el terreno las misas y demás sacramentos. «Se va a instalar antes de Navidad y permanecerá allí al menos durante todo el tiempo que dure la primera fase de la obra. Es una proyección a largo plazo». El proyecto del nuevo complejo parroquial, que dará servicio a una población ya asentada de unas 4.000 familias –si bien los cálculos del desarrollo urbanístico de la Dehesa de Valme prevén la construcción de 20.00 nuevas viviendas en la zona–, no dispone aún de una memoria económica. «Ahora mismo no hay fondos para abordar su construcción», explica Adrián Ríos, quien confía en la Providencia para que la iglesia pueda ser una realidad. «El Arzobispado siempre asume una parte de la financiación en estos casos y el resto se intentará reunir mediante cuotas parroquiales voluntarias entre feligreses, amigos y familiares. Habrá que buscar donaciones grandes y para ello contamos con la colaboración de la Fundación Santo Súbito (la que promovió el monumento de la plaza  Virgen de los Reyes), que está muy implicada», señala. Precisamente esta Fundación entregará el próximo viernes, dentro de la programación con motivo de esta solemnidad, doce bustos del papa San Juan Pablo IIa otras tantas parroquias e instituciones eclesiales de la diócesis. El acto se celebrará  en la Basílica del Gran Poder tras la misa que la hermandad celebrará a las ocho y media de la tarde y entre las parroquias que recibirán el busto del Santo Padre se encuentra la que lleva su nombre. Si el año pasado fue el arzobispo Asenjo el que presidió la bendición y entrega de estos bustos en la capilla de los Marineros, sede de la Esperanza de Triana, el próximo viernes será el párroco de San Juan Pablo II, en su calidad de adjunto a la Basílica del Gran Poder, quien presida este acto. En esta ocasión, los doce bustos del papa polaco irán a parar a las hermanas agustinas del convento de la Encarnación, las hermandades de la Pura y Limpia, San Roque, la Vera-Cruz de Alcalá del Río, la Macarena, la parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles de Montequinto, la hermandad del Gran Poder, la del Cristo de la Vera-Cruz de Valencina de la Concepción, la de San Bernardo, la parroquia de Nuestra Señora de las Flores, las Hermanas de la Cruz y la citada parroquia de San Juan Pablo II.

  • 1