Deportes

Button sigue sin dar el golpe de gracia al Mundial y Alonso, reñido con la suerte

El británico Jenson Button (Brawn GP) sigue sin dar el golpe de gracia al Mundial de Fórmula Uno y continúa en caída libres en las últimas carreras del campeonato, en el que el español Fernando Alonso sigue reñido con la fortuna.

el 16 sep 2009 / 07:53 h.

César Toldrá (EFE)

El británico Jenson Button (Brawn GP) sigue sin dar el golpe de gracia al Mundial de Fórmula Uno y continúa en caída libres en las últimas carreras del campeonato, en el que el español Fernando Alonso sigue reñido con la fortuna.

La carrera del pasado domingo en Spa Francorchamps, en Bélgica, vivió un nuevo capítulo del estancamiento de Button en el certamen tras haber protagonizado uno de los mejores inicios que se recuerda, con seis victoria en las siete primeras carreras.

Sin embargo, desde que ganara en la séptima prueba del Mundial, en el Gran Premio de Turquía, Button ha sido incapaz no sólo de ganar, sino de subir al podio, y en las últimas cinco carreras su mejor resultado ha sido un quinto puesto en el Gran Premio de Alemania.

Además, después de dos séptimos puestos seguidos, en las carreras de Hungaroring y Valencia, en Spa Francorchamps se quedó sin puntuar por primera vez en la temporada y las dudas empiezan a crecer a pesar de que aún mantiene un colchón de puntos importante.

En ese sentido, Button (72) afrontará la carrera de Monza del próximo 13 de septiembre, con dieciséis puntos de ventaja con respecto al segundo, su compañero de equipo, el brasileño Rubens Barrichello (56), y de diecinueve con el tercero, el alemán Sebastian Vettel (Red Bull).

La carrera de Italia será la primera de las cinco últimas del certamen de 2009 y de seguir Button estancado en su progresión puede ver como se esfuman las posibilidades de ser campeón del mundo en las últimas cinco citas que restan.

A favor de Button también juega la falta de regularidad de los equipos en la actual edición del Mundial y la incertidumbre de los que puede suceder en el siguiente gran premio ya que toda previsión queda desmontada en la carrera.

De hecho, siete días después de que los McLaren se mostrasen intratables en el trazado urbano de Valencia del Gran Premio de Europa, en Spa fueron incapaces de acceder a la ronda final de la clasificación, no con el coche del británico Lewis Hamilton ni con el del finlandés Heikki Kovalainen.

Alonso acumuló otra acción de mala suerte en Spa. En Alemania, la aparición de la lluvia sin neumáticos de agua le impidió llegar a la Q3, en Hungría perdió una rueda en carrera y en Valencia realizó la calificación con un disco de freno defectuoso, mientras que el domingo en Bélgica un nuevo problema en la rueda le dejó fuera de combate.

La salida de la carrera, en la que primero fue golpeado por el alemán Nico Rosberg (Williams) y, posteriormente, por Adrian Sutil (Force India), dejó dañada la sujeción de la rueda, lo que supuso que en el cambio de neumáticos los mecánicos vieran perjudicado su trabajo y la buena carrera del asturiano quedase arruinada por completo.

Todos estos problemas han supuesto que la progresión del R29 en las últimas cuatro últimas carreras no se haya traducido en buenos resultados en carrera.

Tampoco se fue con buen sabor de boca de Spa Francorchamps el español Jaime Alguersuari, después de que un accidente en la primera vuelta de la carrera del Gran Premio de Bélgica significase su primer abandono en la Fórmula Uno.

El piloto catalán no pudo seguir en Bélgica su progresión, debido a este accidente, al no poder cumplir con su mínimo objetivo marcado de sumar kilómetros y acumular experiencia en su tercera carrera en la Fórmula Uno.

El Gran Premio de Italia, decimotercera carrera del campeonato, tendrá como aliciente saber si Ferrari anuncia sus pilotos para el año que viene, como tradicionalmente hace, después de que durante todo el año distintas informaciones hayan apuntado a que Fernando Alonso recalará en la escudería italiana en 2010.

  • 1