martes, 23 abril 2019
20:34
, última actualización
Deportes

Bynum encabezó el ataque ganador de los Lakers, que se sitúan líderes

Gasol aportó 24 puntos en los 29 minutos que estuvo en el campo, sin necesidad de forzar la máquina.

el 02 dic 2009 / 07:20 h.

Pau Gasol ante la defensa de los Hornets de Nueva Orleans.

Los Ángeles Lakers dieron otra demostración más de superioridad, que con un ataque balanceado, encabezado por el pívot Andrew Bynum, ganaron 110-99 a los Hornets de Nueva Orleans.

La victoria fue la séptima consecutiva y permitió a los Lakers (14-4) recuperar el liderato de la División Pacífico y de la Coferencia Oeste después que los Suns de Phoenix (14-4) perdieron (126-99) ante los Knicks de Nueva York.

Bynum dio descanso al escolta Kobe Byrant y al ala-pívot español Pau Gasol en la responsabilidad de encabezar el ataque de los Lakers y con 21 puntos, nueve rebotes y tres asistencias encabezó una lista de cinco jugadores que tuvieron dobles dígitos.

Bryant se iba a quedar con 18 puntos, cuatro asistencias y tres rebotes para ser el segundo máximo encestador del partido, mientras que el alero Ron Artest llegó a los 16 tantos (6-8, 2-3, 22-2), siendo el más efectivo en el ataque de los actuales campeones de liga.

Gasol no necesitó forzar la máquina y el entrenador de los Lakers, Phil Jackson, tampoco se lo pidió, pero el jugador español en los 29 minutos que estuvo en el campo aportó 14 puntos.

El jugador de Sant Boi anotó 3 de 6 tiros de campo y 8-9 desde la línea de personal, capturó cinco rebotes, cuatro fueron defensivos, dio dos asistencias y puso un tapón.

Desde que se dio el debut de Gasol en la nueva temporada, hace seis partidos, los Lakers no conocen la derrota y volvieron a mostrar una gran solidez defensa y ataque imparable.

Especialmente en el segundo cuarto después lograr una racha de (21-4) y concluirlo con un parcial de (31-15) que dejó sentenciado el partido.

El base reserva Jordan Farmar con 10 puntos fue el único que tuvo dobles dígitos del banquillo de los Lakers que utilizó a 11 jugadores y todos encestaron al menos una canasta.

Las ausencias del base estrella Chris Paul, sigue lesionado del tobillo izquierdo, y del alero serbio Peja Stojakovic, que recibió permiso del equipo para atender a un familiar que se encuentra enfermo, se hicieron sentir de nuevo en el juego de los Hornets, que perdieron el quinto partido consecutivo fuera de su campo.

El ex base de los Bruins, de UCLA, el novato Darren Collison encabezó el ataque de los Hornets (7-11) al conseguir 20 puntos, su mejor marca como profesional, con cinco asistencias y dos recuperaciones de balón.

Mientras que el pívot Emeka Okafor aportó un doble-doble de 17 puntos y 12 rebotes para los Hornets que dejaron en 1-9 su marca fuera de su campo, la segunda peor de la liga, sólo superada por la de 0-11 que tienen los Nets de Nueva Jersey.


  • 1