martes, 19 febrero 2019
16:45
, última actualización
Cultura

Caballero Bonald: poesía en resistencia

El Partido Comunista le rindió un homenaje al poeta jerezano ayer en el Lope de Vega.

el 29 may 2010 / 20:02 h.

José Manuel Caballero Bonald muestra la placa de homenaje.

La estética y la ética son dos conceptos, no ya complementarios, sino indisociables en la obra y la figura de José Manuel Caballero Bonald. Así convinieron en destacarlo ayer la docena de participantes en el acto de homenaje que el Partido Comunista de Andalucía rindió al poeta jerezano ayer en el Teatro Lope de Vega de Sevilla. En un acto conducido por el también poeta y periodista Juan José Téllez, Caballero Bonald subió al estrado algo perplejo, acompañado por su mujer, y aplicó su mejor sorna cuando le fue entregada la placa que acreditaba el reconocimiento: "Este premio me agrada mucho, porque no sé por qué me lo dan".

El secretario general del PCE, José Luis Centella, se lo aclaró: por cuanto Caballero Bonald tiene de "escritor y poeta "luchador y comprometido", además de ser una excusa para el "reencuentro del partido con el mundo de la cultura que resistió al franquismo y construyó una respuesta cultural a la dictadura".

Con alusiones a otros poetas resistentes y comprometidos, que sobrevolaron el acto en la palabra de sus participantes -como Marcos Ana, Eduardo Mendicutti y el desaparecido Ángel González-, el Lope de Vega reunió ayer a un buen grupo de literatos amigos, como José María Velázquez, Juan Carlos Abril, Jesús Fernández Palacios, José Ramón Ripoll, Felipe Benítez Reyes, Luis García Montero o el político y escritor Felipe Alcaraz; un mundo cultural "que no se resigna al pensamiento único y defiende un compromiso de la cultura en la defensa de una sociedad en la que los mercados no impongan su dictadura también en ésta".

Entre todos reivindicaron restaurar la vieja alianza de unir fuerza, trabajo y cultura, sellada durante la Transición democrática -"un momento de crisis, como el actual", según dijo Juan José Téllez-, mientras que la nota sentimental la puso los emcionantes versos de las Nanas de la cebolla, de Miguel Hernández, que sonaron en las voces de los cantaores José Mercé y Carlos de Pepa.

  • 1