Local

Cabaña dimite porque la delegación de Cádiz le pidió que se quedara en la provincia

González Cabaña era, a las cuatro y media de la madrugada de ayer, el nuevo secretario de Política Institucional del PSOE-A. Media hora más tarde, renunciaba al cargo

el 13 mar 2010 / 11:14 h.

TAGS:

Francisco González Cabaña era, a las cuatro y media de la madrugada de ayer, el nuevo secretario de Política Institucional del PSOE-A. Media hora más tarde, renunciaba al cargo. Según acaba de explicar en los pasillos de Fibes, esa renuncia se debe a que su delegación le pidió que se quedara como secretario general en la provincia y como presidente en la Diputación gaditana, cargos que debería abandonar para dedicarse exclusivamente a su cargo en el PSOE regional.

Cabañas afirma que, cuando le comunicó a los suyos su ascenso, algunos "rompieron a llorar", le rogaron "que no abandonara" y él, finalmente, decidió primar sus cargos en la provincia a la dirección andaluza. "Yo por mi gente mato y muero, así que puestos a elegir, elijo quedarme con los míos. No lo pensé, soy muy leal con mi partido y respeto las decisiones orgánicas, pero me debo a mis compañeros", aseguró. Cabaña se definió como un "viejo cachorro" que puede volver "en otro momento" al regional, donde ya estuvo en el 96. "Esto no cierra nada, sólo es una etapa", señaló.

Sobre el futuro del área de Política Institucional, que temporalmente se ha quedado en manos del número dos del PSOE-A, Rafael Velasco, Cabaña se mostró confiado en que acabe recayendo en manos de un gaditano y su renuncia no acabe cristalizando en un sillón menos para su provincia. El propio Velasco, desde hoy vicesecretario del partido, ha señalado que el caso de Cabaña es "la anécdota del congreso", aunque reconoció que la negociación "se podría haber hecho de otra manera". Confirma que asume "sólo temporalmente" la cartera que iba para el presidente de la Diputación de Cádiz, pero no cierra a qué delegación irá a parar.

El secretario general saliente, Manuel Chaves, ha confesado que ha sido una sorpresa esta renuncia, que no sabía lo que había ocurrido, y que si el caso ha acabado así "es porque se habrá acordado". "Seguro que la ejecutiva que se elija tendrá tanto respaldo como el secretario", apuntó. Chaves se confesó "aliviado, totalmente aliviado" tras dejar su cargo en manos de José Antonio Griñán. "Estoy muy contento porque ha culminado muy bien el proceso abierto hace un año en la Junta, es la culminación de todo y Griñán ha conseguido un respaldo mayoritario, casi unánime", recordó.

  • 1