Local

"Cada sevillano tendrá su ambulatorio a menos de 15 minutos a pie"

José Manuel Galiana es el gerente del Distrito Sanitario Sevilla, que el lunes hizo pública la reordenación de la atención primaria en la ciudad. Ésta implicará la apertura este año de seis nuevos ambulatorios para 100.000 sevillanos y la construcción de otros tres (Arenal, Bellavista y Torreblanca) en los próximos años.

el 20 ene 2010 / 20:43 h.

TAGS:

José Manuel Galiana.
-En unas dos semanas abrirá sus puertas el primero de los seis nuevos centros de salud anunciados para este año, el de Las Letanías. A éste le seguirán, a finales de febrero o primeros de marzo, los de San Luis y Alamillo, lo que supondrá el primer cierre de 2010: el ambulatorio del Pumarejo. ¿Cómo se está gestionando esto?
-Es necesario, ante todo, explicar la importancia de abrir San Luis y Alamillo: permitirá establecer áreas [las que debe atender cada centro de salud] más concéntricas y horizontales de los que existen ahora, que son más verticales [paralelas al río]. Al mismo tiempo, el cierre de Pumarejo se compensa con dos aperturas. Esto significa que la carga de atención se reducirá y esto es lo que queremos llevar a cabo de manera paulatina en toda la ciudad.

-¿De qué manera se van a redistribuir tanto los pacientes como los médicos?
-El criterio en el caso de los pacientes será la cercanía respecto al ambulatorio. En el caso del cierre del Pumarejo, por ejemplo, el 80% de estos pacientes irán al Alamillo y el otro 20%, a San Luis. En cuanto a los profesionales sanitarios, hay que dejar claro, en primer lugar, que la apertura de más centros no va a ir acompañada, en principio, de más efectivos puesto que la población a atender es la misma. Lo que conseguimos es reducir la cantidad de personas asignadas a cada centro para que se gestione mejor la atención sanitaria. Respecto al traslado de profesionales, ya se ha hablado con ellos y está todo prácticamente cerrado. Los criterios han sido: voluntarios, interinos, en comisión de servicios y propietarios según la antigüedad en el Sistema Nacional de Salud, no en el centro en cuestión.

-¿Se están produciendo quejas?
-Puede que se produzca alguna situación puntual en la que un médico se le vaya a desplazar y esto lo aleje de su residencia, pero en general todo se está resolviendo con mucho diálogo y sin mayores problemas. De todos modos, los profesionales no tienen su plaza asignada a un centro de salud en concreto sino al Distrito Sanitario Sevilla, por lo que pueden moverse dentro de él. Los primeros en dar ejemplo hemos sido, precisamente, los del Distrito: antes estaba en El Greco y nos hemos mudado al Hospital Militar, que a la gran mayoría le suponía recorrer una distancia mayor que antes hasta su centro de trabajo. En todo esto no hay que perder de vista una cosa: que el beneficiado final de todos los cambios tiene que ser el ciudadano y en función de eso es como debemos actuar.

-¿Cómo va a cambiar la ratio de pacientes por ambulatorio cuando toda la reordenación esté ejecutada, incluida la del ambulatorio del Arenal, que absorberá Marqués de Paradas y La Campana en unos años?
-Todos los centros tendrán mucho más ajustada la población y ninguno tendrá, como ahora, más de 30.000 personas a su cargo. Esta cota permitirá gestionar muy bien las atenciones. Por ejemplo, con la apertura de Cisneo Alto-Las Naciones, Ronda Histórica bajará de 39.000 a 29.000; Gonzalo Bilbao, de 19.000 a 15.000, y Polígono Norte, de 38.000 a 30.000. Y así hay muchos más ejemplos... la ciudad va a quedar de dulce.

-Pumarejo es un centro de alquiler. Con el plan anunciado por Salud, se prescindirá de éste y otros tres centros arrendados más: Campana, Marqués de Paradas y El Juncal [aún quedarán Virgen de África y Huerta del Rey]. ¿Qué ahorro anual supondrá esto a la consejería?
-Algo más de 1,1 millones de euros. Esta cuantía se dejará de gastar en ese concepto para invertirla en construcción de centros y en equipamiento.

-Al establecer áreas de influencia más concéntricas a cada ambulatorio, se acercará, asegura usted, estos centros a los ciudadanos, pero ¿cuánto?
-Hemos hecho muchos cálculos y en algunos casos hay cifras muy importantes. Por ejemplo, en el ambulatorio del Alamillo, que abrirá en marzo, el usuario que esté más lejos tendrá el centro a siete minutos a pie, el resto, a menos tiempo. Ningún sevillano va a estar a más de 15 minutos caminando de su centro de salud, y eso como mucho.

-Hay otros dos centros en obras, como son los de Amate y el Greco. ¿Qué plazos hay para su conclusión?
-La reforma que se les está haciendo es integral y, de hecho, supone una inversión de 600.000 euros en cada caso. En torno al verano o en el último trimestre del año como muy tarde estarán terminadas ambas actuaciones.

  • 1