Local

Cae en el Ayuntamiento de Madrid una red de funcionarios corruptos

La Guardia Civil destapó una trama de corrupción que operaba en el Ayuntamiento de Madrid. La operación comenzó con seis registros simultáneos en sedes municipales y la detención de 16 funcionarios, implicados en el supuesto cobro de comisiones por agilizar licencias de locales.

el 14 sep 2009 / 20:08 h.

TAGS:

La Guardia Civil destapó una trama de corrupción que operaba en el Ayuntamiento de Madrid. La operación comenzó con seis registros simultáneos en sedes municipales y la detención de 16 funcionarios, implicados en el supuesto cobro de comisiones por agilizar licencias de locales. No se descartan más arrestos.

La unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil realizó seis registros simultáneos en varias sedes municipales, entre ellas la Delegación de Urbanismo y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid y varias Juntas de Distrito. Fuentes cercanas a la operación, llamada Guateque, se llevó a cabo por "una presunta trama de corrupción de funcionarios municipales".

Los registros e incautación de documentos responden a una investigación que se inició antes del verano. Tras estas diligencias, La Guardia Civil detuvo a 16 funcionarios municipales y técnicos del Ayuntamiento de Madrid, acusados de los delitos de cohecho, tráfico de influencias y prevaricación administrativa, que formaban parte de una trama de cobro de comisiones para agilizar licencias de actividad de locales de "todo tipo".

Según el vicealcalde del Ayuntamiento de Madrid, Manuel Cobo, entre ellos no figura ningún concejal, alto cargo, director general o personal de libre designación.

Paralelamente, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid estimó que los detenidos serán puestos a disposición judicial el próximo sábado para declarar ante el juez de Instrucción número 32 de Madrid, José Santiago Torres, que instruye el caso.

Los registros realizados, en los que colaboró la Policía Local, incluyeron domicilios particulares y diversas oficinas de empresas, según Cobo, que subrayó que la investigación "no tiene nada que ver con la operación Malaya ni con operaciones urbanísticas". Por ejemplo, la Guardia Civil requisó un ordenador, un maletín y gran número de documentos en el departamento de Zonas Protegidas del Área de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid, que gestiona la concesión de licencias en el centro. Mientras, el registro en Medio Ambiente se centró en la Dirección General de Agua, Sostenibilidad, Calidad y Evaluación Ambiental.

A diferencia de la versión del consistorio madrileño, que limitó la investigación a los funcionarios muni- cipales, el Gobierno, a través de su ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, abrió el abanico de implicados. En este sentido, aseguró que la trama "afecta a una serie de funcionarios y a gente que no lo es", entre los que podrían estar involucrados arquitectos y abogados. Además, se está siguiendo a los particulares de los locales que obtuvieron ilegalmente las licencias, si bien las autoridades apelaron al secreto del sumario. Lo único que dejaron claro es que la operación sigue abierta y que no podían descartar nuevos registros y detenciones.

Sobre los autores de la trama, el fiscal jefe de Madrid, Manuel Moix, indicó que funcionaban como "una mínima organización estable" que obtenía beneficios a través del cobro de comisiones por agilizar la tramitación de expedientes para la apertura de locales hasta el punto de que el papeleo de dos años se podían resolver en tan sólo cinco días.

Moix aclaró que las detenciones practicadas no son por delitos urbanísticos, sino que serían más por cohecho por el cobro de comisiones relacionados con expedientes administrativos. Sobre la cuantía de las comisiones cobradas, insistió en que aún es difícil "cuantificar el monto del dinero que se ha manejado", pero consideró que eran "grandes sumas".

  • 1