viernes, 22 marzo 2019
22:01
, última actualización
Local

Cae otro sospechoso del apuñalamiento de una mujer en Mairena del Aljarafe

La desarticulación de una red dedicada a las estafas financiera on line ha permitido la detención del segundo de los presuntos autores del crimen del 14 de enero de 2009, cuando mataron de una puñalada a Rocío J.S., de 31 años, en su piso de Mairena del Aljarafe.

el 16 abr 2010 / 19:45 h.

TAGS:

El alcalde, junto a Alberto Moriña en su estreno en el Pleno.
El joven, de 20 años e identificado como E.R., fue localizado en uno de los tres registros domiciliarios realizados en el marco de la operación Gotera en Dos Hermanas y El Cuervo y en el que detuvieron a 11 personas por presuntas estafas.


Cuando entraron en uno de las viviendas de El Cuervo, el joven en cuestión, que estaba en busca y captura por el asesinato de Mairena del Aljarafe, intentó escapar por la azotea de la casa e incluso saltó desde una altura de unos cuatros metros. Pero no logró huir y fue finalmente inmovilizado.

La Guardia Civil informó ayer que este joven sería uno de los dos hombres que el 14 de enero de 2009 irrumpieron en un bloque de pisos de la calle Isidro Labrador, en el barrio de Los Alcores de Mairena del Aljarafe. Según el relato de los hechos, los dos detenidos se cruzaron en las escalera con Alejandro, el compañero sentimental de la víctima, y al que le propinaron un puñetazo en la cara. Al escuchar el ruido en la escalera, Rocío abrió la puerta y uno de los agresores la empujó para que no la cerrara y seguidamente, le asestó una puñalada en el tórax, alcanzándole el corazón y muriendo al instante.

Precisamente, el juicio por este suceso se iba a celebrar el 7 de mayo ante un jurado popular. En la vista previa, el Ministerio Público consideró -por aquel entonces sólo había un detenido- al imputado autor de un delito de homicidio, por el que reclama 12 años de prisión, y de una falta de lesiones, por lo que solicita una pena de dos meses de multa y el pago de 300 euros de indemnización por los daños físicos.

En la operación Gotera, además de las 11 detenciones, se intervino numerosa documentación relacionada con los hechos investigados, como útiles para falsificar, un escáner, una plastificadora y una guillotina, así como armas simuladas, una de ellas manipulada para ser usada con fuego real, móviles y tarjetas.

  • 1