sábado, 23 marzo 2019
21:06
, última actualización
Local

Cae un clan de la camorra gestionado por mujeres

La Policía italiana desarticuló ayer en la localidad de Torre Annunziata (Nápoles) el clan mafioso de los Gionta, perteneciente a la Camorra napolitana. La banda era gestionada por más de 10 mujeres desde que fue arrestado el jefe máximo del grupo mafioso, Valentino Gionta.

el 15 sep 2009 / 17:52 h.

TAGS:

La Policía italiana desarticuló ayer en la localidad de Torre Annunziata (Nápoles) el clan mafioso de los Gionta, perteneciente a la Camorra napolitana. La banda era gestionada por más de 10 mujeres desde que fue arrestado el jefe máximo del grupo mafioso, Valentino Gionta. La esposa del capo está entre las mujeres arrestadas. Entre las acusaciones a las que se enfrentan estas mujeres figuran la de asociación para delinquir de tipo mafioso, homicidio, extorsión y tráfico de estupefacientes.

La operación policial se ha podido llevar a cabo gracias a las 88 órdenes de arresto y prisión cautelar que ha emitido un tribunal de Nápoles. La mayor parte de las detenciones se efectuaron en Nápoles y su provincia, aunque también abarcaron otras regiones del país. Además, la Policía se incautó de bienes muebles e inmuebles por un valor de 80.000 euros.

Uno de los jefes policiales de Nápoles, Vittorio Pisani, declaró al Corriere della Sera que esta operación podría pasar a la historia: "Han sido detenidas un número considerable de mujeres, más de 10, que tomaban decisiones importantes y gestionaban la organización". Gracias a esta operación se ha descubierto que en Torre Annunziata operan dos grupos mafiosos, el clan Gallo y el clan Gionta. Algunos comerciantes eran víctimas de extorsión por parte de los mafiosos pero se atrevieron a denunciarlo, según informó ayer El Mundo en su página web.

"Estoy muy satisfecho del óptimo nivel de colaboración asumido entre las fuerzas de Policía, la magistratura y los investigadores, que ha permitido en los últimos meses asestar golpes durísimos a la criminalidad organizada", afirmó el ministro italiano del Interior, Roberto Maroni.

  • 1