lunes, 18 marzo 2019
22:14
, última actualización
Local

Cae una red de explotación sexual que prostituía a menores

Seis detenidos en un club de El Ejido en el que trabajaba una chica de 16 años. Otras 16 mujeres trabajaban sin descanso en jornadas maratonianas e incluso eran agredidas físicamente. 

el 18 feb 2011 / 20:04 h.

TAGS:

La Policía detuvo a los proxenetas en un club de alterne de El Ejido.
La Guardia Civil detuvo ayer a seis individuos acusados de regentar un club de alterne en el término municipal de El Ejido (Almería) en el que trabajaba como prostituta una menor de 16 años. Las mujeres que ejercían la prostitución en este local eran sometidas a una explotación laboral, ya que sufrían una "férrea disciplina" con condiciones laborales y horarios "abusivos" además de agresiones físicas.

 

La operación Mancebía se ha saldado con la detención de cuatro hombres de nacionalidad española y dos mujeres de origen rumano, y la liberación de 16 víctimas de explotación sexual que se encontraban en el interior del local. Inspectores de trabajo que participaron en el operativo constataron que las condiciones laborales en las que se encontraban las mujeres que trabajaban en el club eran extremas.

La Comandancia inició una investigación en enero al detectar que una menor de 16 años ejerció la prostitución en este club de alterne durante dos meses tras contactar previamente con el responsable del establecimiento, quien le informó de las condiciones. La Guardia Civil averiguó en la investigación que todas las mujeres que trabajaban en el burdel mantenían turnos que comenzaban a las siete de la tarde y duraban hasta las cuatro de la madrugada del día siguiente durante todos los días del mes.

Las chicas recibían una comisión por las copas a las que les invitaban los clientes o por mantener relaciones sexuales con ellos. La cuantía recibida variaba dependiendo del tiempo empleado en el servicio o del lugar donde mantenían las relaciones, ya que podían utilizar una suite o habitación normal.

Las camareras que atendían en la barra del establecimiento ejercían el control de los pagos que los clientes hacían por mantener relaciones y anotaban en una libreta tanto los servicios que ejercían las prostitutas como los beneficios que obtenía el dueño del local con cada una de las actuaciones de las mujeres. El dueño del club ha sido acusado por la Guardia Civil de agredir a las mujeres que trabajaban a su cargo y de colocarlas en una situación de riesgo.

La operación culminó en la madrugada del pasado 10 de enero con una inspección del prostíbulo llevada a cabo por la Policía y con el arresto de Juan José R.P. de 53 años, Antonio Jesús R.V. de 28 años, Florina Z. de 25 años, Georgeta A. de 30 años, Rogelio F.M. de 57 años y Alberto G.S. de 33 años.

Todos los arrestados, vecinos de Roquetas de Mar (Almería), pasaron a disposición del titular del Juzgado de Instrucción almeriense número 4 como presuntos autores de delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual.

  • 1