domingo, 24 marzo 2019
18:08
, última actualización
Local

Cae una banda de violentos ladrones que se hacían pasar por guardias civiles

Hay tres detenidos acusados de seis robos con violencia en Sevilla y Huelva.

el 04 ago 2014 / 11:04 h.

TAGS:

La Guardia Civil ha detenido a tres personas acusadas de seis robos con violencia en Sevilla y Huelva, que se hacían pasar por miembros de la Guardia Civil durante los delitos, según ha informado el instituto armado en un comunicado. Lo detenidos son FLR, sevillano de 59 años, GMM de 63 y su hijo, GMA, de 22, vecinos de Mairena de Aljarafe (Sevilla), que han sido acusados de delito de robo con violencia e intimidación, detención ilegal, tenencia ilícita de armas, usurpación de funciones públicas y pertenencia a organización criminal. La investigación comienza en mayo, tras la denuncia de un vecino de Pilas (Sevilla), que manifiesta ser víctima de un robo con violencia, por tres individuos en su domicilio. Los autores se habían identificado con una placa con el escudo de Instituto Armado y, amenazándole con una pistola, entraron en su domicilio y realizaron un registro, alegando estar buscando tabaco de contrabando, sustrayendo con ello una importante cantidad de dinero y tabaco. Posteriormente se tuvo conocimiento de varios hechos delictivos con el mismo modus operandi, en uno de ellos la víctima sufrió un disparo a bocajarro en la zona abdominal, provocándole lesiones de carácter leve al tratarse de una pistola detonadora, hecho en el que los autores sustrajeron un vehículo de alta gama. En otro caso la víctima fue abordada a la salida de un supermercado de Pilas por tres individuos identificados como Guardias Civiles, la introdujeron en un vehículo, la inmovilizaron y la condujeron hasta su domicilio donde sustrajeron joyas, teléfono móvil y dinero en metálico. En mayo, en Las Cabezas de San Juan (Sevilla) entraron en un domicilio y previa identificación como agentes de la Guardia Civil, registraron la vivienda, retuvieron a la familia y se llevaron joyas y dinero en efectivo. El detenido de mayor edad se hacía pasar por el oficial y los restantes por los aprendices y acusaban a sus víctimas de tener relaciones en el entorno con el narcotráfico o con el contrabando de tabaco y así accedían a los domicilios donde cometían los robos. Además la Guardia Civil han incautado en los domicilios de los detenidos dos pistolas, munición detonadora, bridas entrelazadas, pelucas, barbas y bigotes postizos además de los efectos robados.

  • 1